Cuatro mil hectáreas de bosque serán protegidas en Cañar

14 de septiembre de 2013 - 00:00

Los bosques y páramos de la microcuenca del Tabacay serán protegidos mediante un programa que ejecuta la Empresa Pública Municipal de Agua, Alcantarillado y Saneamiento Ambiental de Azogues (Emapal).

La meta es cuidar 4.200 hectáreas en la zona. Además, conservar el agua con el propósito de que   mantenga su calidad y cantidad,  manifestó Alan Hesse, gerente del programa  “Orgullo para Latinoamérica”, quien  asesora al equipo técnico del Cabildo en la conservación del ecosistema.

En junio de 2014 terminará la campaña y para esa época la Unidad de Medio Ambiente, a cargo de María Isabel Quintuña, asumirá el mantenimiento y la conservación de las fuentes hídricas. El equipo técnico tiene como objetivo capacitar a las personas que habitan en las zonas altas, en el cuidado de los bosques y orillas de los ríos para que no sean destruidos por los animales.

A cambio, tendrán asistencia gratuita en la producción de pastos y capacitación para que aprendan a conservar las márgenes de los ríos. “Este trabajo es voluntario, no es una campaña de imposición”, precisó Hesse. “El objetivo es que haya una contribución uno a uno para proteger las microcuencas”, aseveró.

En la primera etapa se invierten 30.000 dólares. De estos, $ 20.000 se destinan a la promoción de la campaña y las actividades que se desarrollan. La ciudadanía puede ver en las redes sociales, bajo el nombre “Campaña por el orgullo de la microcuenca del río Tabacay”.

Los $ 10.000 restantes se invierten en  la capacitación técnica, cuyo trabajo está dirigido a concienciar  a cerca de 11.000 personas que viven en la zona del páramo.

La Emapal cuenta con 42 hectáreas en las zonas altas donde se conserva el recurso hídrico. Respecto al aporte de las personas que habitan en la ciudad, están llamadas a contribuir con un adecuado consumo del agua tratada.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: