La carretera estuvo a cargo de la prefectura, pero en 2011 se le retiró la competencia

Azuay suma otra vía de acceso a la Amazonía

- 08 de octubre de 2014 - 00:00
La carretera fue rehabilitada con recursos del Gobierno que invirtió $ 11 millones, incluyendo el mantenimiento. Foto: Cortesía Presidencia de la República

La carretera estuvo a cargo de la prefectura, pero en 2011 se le retiró la competencia

La tercera ruta de conexión entre Azuay y la Amazonía, completamente rehabilitada, entregó ayer el el presidente de la República, Rafael Correa, a los habitantes de la provincia.

Se trata de la vía Descanso-Lumagpamba-Paute-Gualaceo-Sígsig de aproximadamente 57 kilómetros.

El Jefe de Estado llegó en la tarde al territorio azuayo. Su primer acto consistió en recorrer la carretera  que anteriormente estuvo a cargo de la Prefectura y que se conecta con otra en Morona Santiago.

Correa manifestó que en 7 años de administración y un cobro de $ 0,50 por peaje, tanto de ida como de vuelta, la entidad provincial solo invirtió $ 600 mil en el mantenimiento. “¿Qué hicieron con el resto del dinero? Esta carretera fue la caja chica de la Prefectura. Las vías no son para lucrar, sino para servir a la población”, sostuvo. Recordó que por esa razón se tomó la decisión de retirarle la concesión a esa entidad.

Ahora, con una inversión de $ 11 millones ($ 8 millones para la rehabilitación y $ 3 millones para el mantenimiento hasta 2017), la empresa Consermin la entregó en el tiempo estipulado en el contrato.

Según las especificaciones técnicas, la vía tiene 2 carriles, 12 metros de ancho, y es de pavimento flexible. El Mandatario anunció la intención de ampliarla a 4 carriles.

Además, de edificar un intercambiador y túneles que podrían convertirse en los más grandes del país con más de 2 kilómetros de longitud. “Esperamos tener los estudios en enero. Es una obra sumamente cara. La ampliación empezaría en 2015. Quizás no la podamos entregar en el Gobierno, pero la dejaríamos contratada”, explicó.

El gobernante se refirió también a la alta inversión que realiza su Gobierno en Azuay. “Es la más alta en toda la historia de la provincia”, acotó.

Así, sostuvo que seguirá respaldando la construcción del tranvía en la ciudad de Cuenca. “Nosotros pagamos el monto mayor de ese sistema de transporte. Vamos a seguir respaldando, siempre que no se cambie la planificación”, advirtió.

Correa precisó que el trazado y otros aspectos técnicos fueron trabajados con funcionarios del régimen. “Si se dan cambios, el Gobierno no puede seguir apoyando la obra. Cuenca va a quedar más hermosa con este sistema de transporte masivo”, ponderó.

Hubiéramos avanzado más, subrayó, con la colaboración de los gobiernos seccionales descentralizados. Antes de cumplir su agenda en Azuay, el Presidente estuvo en la mañana en Quevedo, provincia de Los Ríos.

La ciudad cumplió 71 años de cantonización y sus autoridades invitaron al Jefe de Estado para que participe del desfile y otros actos solemnes, donde intervinieron los estudiantes y personal de las Fuerzas Armadas.

Una gran cantidad de quevedeños y fluminenses se concentró en la avenida 7 de Octubre para observar las comparsas y a los soldados.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: