Alerta en Azuay por deslizamientos en varios sectores

- 10 de junio de 2019 - 00:00
Desde la parte alta del caserío de Zharbán se puede observar como la tierra se ha hundido desde hace 8 días.
Fernando Machado / ET

El hundimiento registrado en Zharbán, perteneciente al cantón Gualaceo, abarca 3 hectáreas. Una vivienda fue evacuada y cuatro más están a la espera.

Rosa Borja, de la parroquia Zharbán, cantón Gualaceo, en Azuay, hace una semana se levantó a las 04:30 de la madrugada. Sus animales (vaca y torete) empezaron a mugir. Cuando salieron de la casa y en medio de la oscuridad vieron que el terreno se había hundido.

Ya con la luz del sol se dieron cuenta de que grandes grietas se habían abierto en la parte alta de la casa. Pidieron ayuda a las autoridades y estas les recomendaron evacuar lo más pronto posible, antes de que la estructura se vaya al piso.

En Zharbán, para las pocas familias que habitan en el sector, su forma de vida cambió de manera inesperada. Ahora tendrán que buscar otro sitio dónde vivir y dónde sembrar para poder alimentarse.

Las grietas que se abrieron en el terreno, en algunos casos, alcanzan los dos metros de ancho y nueve de profundidad. “Ayer se cayó un perrito y lo tuvimos que sacar metiéndonos al hueco con el miedo que eso representa”, dijo uno de los habitantes de la zona, mientras el presidente del GAD parroquial de Daniel Córdova Toral, Franklin Llivicura, señaló que es urgente colocar cintas anunciando el peligro que existe en la zona, ya que niños de la escuela cercana llegaron el viernes anterior al sitio para ver lo que había pasado y saltaban sobre los huecos formados con el deslizamiento.

Son tres hectáreas las afectadas por estos hundimientos. El sembrío de maíz se echó a perder y los animales de pastoreo tuvieron que ser llevados a otro sector.

La casa de Rosa Borja ya fue evacuada, las pertenencias pasaron a la casa de su hermana, mientras la vivienda muestra cuarteaduras en todos los lados.

“Yo soy una persona pobre, mi marido murió hace 5 años y he tenido que luchar sola porque mis hijos se fueron a vivir lejos”, indica la mujer, mientras recoge plantas de maíz junto con su hermana, María Filomena Borja, de 75 años, antes de que se pierdan con el deslizamiento.

Llivicura indicó que este movimiento de tierra preocupa no solo a la población del sector, sino también a las autoridades, y que al parecer uno de los principales problemas que dieron lugar a este movimiento de masas de tierra es la filtración de aguas subterráneas.

“Son cuatro viviendas las que están en riesgo y una más que ya fue evacuada para seguridad de sus habitantes”, dijo el presidente del GAD. El deslizamiento forma un anillo y las grietas se multiplican por todo el sector.

Pérez contratará geólogos

El prefecto del Azuay, Yaku Pérez, llegó al sitio y constató los problemas.

“Estas fallas geológicas pueden ser provocadas por actividades antrópicas, quizás un canal de riego, las aguas acumuladas por el intenso invierno, pero preocupan estas fisuras que son grandes”, dijo mientras caminaba por el sector y conversaba con los habitantes.

“Nos hemos visto en la necesidad de contratar un geólogo, ojalá en las próximas horas ya esté colaborando con nosotros. Nunca hubo en la Prefectura un técnico de esta naturaleza”, recalcó y agregó que el trabajo debe ser inmediato porque los deslizamientos pueden taponar una quebrada.

Para el Prefecto, este no es el único lugar donde se registran deslizamientos. Además de la parroquia Daniel Córdova Toral, también existen fallas geológicas en la parroquia Mariano Moreno, en San Juan y en Zhidman, cantón Gualaceo, y también hay en el cantón Nabón. “Estamos llenos de hundimientos y de fallas geológicas, pero este (Zharbán) es el más grande de la provincia”, dijo el prefecto Pérez. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: