Destrozos y miedo causan las fuertes lluvias en Loja

09 de febrero de 2013 00:00

Tres viviendas destruidas y otras inundadas en el barrio San Cayetano son el saldo de las torrenciales lluvias caídas la madrugada del jueves en Loja. Producto de los daños, 12 personas que integran tres familias se quedaron prácticamente sin un sitio donde vivir.

La destrucción de las casas se produjo alrededor de las 02:00, sin que haya víctimas mortales o heridos, pues los habitantes las abandonaron rápidamente cuando se percataron del inminente peligro.

Según los moradores, las viviendas empezaron a cuartearse tras los aguaceros de la semana anterior, pero este último terminó con todo. “Empezó a llover a las 19:00 y a medida que caía el agua se iban desplomando los muros. Lo fuerte fue en la madrugada, cuando la vivienda de la parte baja se quedó sin una pared y allí fue que se cayeron las dos”, comentó Alejandro Guamán.

Los habitantes lograron salvar algunas de sus pertenencias, pero el resto se fue en el deslave. Ángel Pérez, propietario de una de las casas, dijo que perdió todo lo que tenía en su cocina.

Solo pudo salvar algunos muebles y su vestimenta. Allí vivían dos familias por más de doce meses. Mientras que José Morocho, propietario de la otra morada, no alcanzó a sacar nada. Él vivía en la casa de la parte baja que se cayó primero. Aquí habitaba con su esposa y cinco hijos.

Las autoridades de socorro llegaron al sector a las 06:00. La Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos-Loja evacuó a las tres familias y las trasladó hasta el albergue del sector de la Nueva Granada.

Mario Benavides, director de la entidad, pidió a los habitantes no acudir a la zona, ya que existe el peligro de que puedan sufrir algún accidente. Además, dijo que se albergará a tres familias que aún habitan en las casas adjuntas al sector destruido.
En este mismo sector una quebrada creció e inundó tres casas.

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado