Pedernales, ‘Génesis del nombre del Ecuador’

19 de julio de 2015 00:00

En el norte de Manabí existe un pequeño paraíso. Cuenta con extensas playas, un corredor de palmeras, 2 reservas ecológicas, ríos, cascadas y la Isla del Amor... Así es Pedernales, un lugar que atrae a miles de ecuatorianos que habitan en la zona norte.

La playa Pedernales pertenece al cantón que lleva el mismo nombre, donde se encuentran las parroquias Cojimíes, 10 de Agosto y Atahualpa. Una carretera de primer orden permite a quienes habitan en Carchi, Imbabura, Santo Domingo y Pichincha llegar a esta playa en pocas horas. Por ejemplo, está a 3 horas y media de Quito.

Julián Ramírez es uno de los turistas que visitó Pedernales. Estuvo en el sitio en compañía de su esposa y un grupo de amigos. Llegó desde Quito. Su esposa, Ana María Velasco, se mostró encantada con el lugar. Destacó que la playa estaba limpia, segura y que contaba con una serie de lugares cercanos para deleitarse con la gastronomía manabita, basada en mariscos, verde y maní.

“Además tienen bares, donde se puede disfrutar de cocteles y también de lugares donde ir a bailar, sea durante el día o la noche”, acotó Velasco.

Por su parte, Vanessa Cedeño llegó junto a su esposo desde Guayaquil. Su recorrido fue más largo, ya que tardaron cerca de 8 horas. Pese al cansancio, la pareja dijo estar complacida con el viaje. “Nos encantó recorrer la playa en mototaxi. Tuvimos la oportunidad de ver el atardecer en la playa de La Chonera y fue algo maravilloso”, contó Cedeño.

Al lugar también acudieron turistas extranjeros, como es el caso de los argentinos Facundo Fernández y Johana Castillo; y el colombiano Carlos Ostaiza, quien llegó desde Barranquilla. Ellos arribaron a Mompiche, en Esmeraldas, y, tras cumplir su recorrido, decidieron conocer más de Ecuador.

Para ello no abordaron ningún transporte terrestre, sino que se embarcaron en una lancha que les permitió recorrer el estuario de Cojimíes, visitar la Isla del Amor y luego llegar a Pedernales, donde los habitantes se dedican a la pesca y al turismo.

En el lugar se puede deleitar el paladar con una corvina asada al carbón, camarones apanados o encocados y una diversidad de ceviches, cuyos costos van desde los $ 2 hasta los $ 7.

En Cojimíes, los turistas pueden disfrutar de una amplia playa. En este balneario hay un corredor de palmeras de 14 kilómetros.

Jorge Intriago, propietario de la hacienda Playa Nuestra, lugar donde funciona un hotel, comentó que quienes llegan a este punto del norte de Manabí pueden encontrar una tranquilidad inigualable. Es un sitio rodeado de palmeras, en el que se puede saborear un coco con agua fresca, disfrutar de paseos a caballo por el corredor de palmeras o por la playa.

No se puede dejar de lado el baño en las cálidas y tranquilas aguas del mar que baña la localidad de Cojimíes, que es la última población costera de la provincia.

Una de las particularidades de Pedernales es que en el sitio está la playa más larga del país, con una extensión de 54 kilómetros, tal como lo destaca el alcalde de la localidad, Gabriel Alcívar.

Pedernales tiene gran importancia histórica, ya que en este punto empezaron su trabajo (el 16 de mayo de 1736) los científicos Pedro Vicente Maldonado, ecuatoriano, Louis Godin, Charles Marie de la Condamine y Pierre Bouguer, franceses, miembros de la primera misión geodésica francesa, para la medición de un arco de meridiano desde la latitud cero al polo norte, para comprobar la forma de la Tierra.

En el parque central de Pedernales se puede observar el sello de esta expedición, un monumento con la piedra original donde la misión geodésica escribió: “Observationibus Astronómicis Regiae Paris Scientias Academiae Promotorium Palmar Aeguaotiri Subjacer Comperturm Est Ann Christi 1736”.

Patricia Gallardo, directora de Turismo del Gobierno Autónomo Descentralizado de Pedernales, resaltó que varios de los puntos fijos para recorrer en el cantón son el sector del bosque protector de Cerro Pata de Pájaro, la Río Coasa y Rancho Pablito, donde las cascadas son el deleite de los visitantes. A 20 minutos del centro de Pedernales está ubicada la Reserva Mache Chindul. Se llega allí al tomar la ruta que lleva a Esmeraldas. Es la fuente de los ríos de Muisne, Atacames, Teaone y Dógola en Esmeraldas, y de Coaque, Cojimíes y Cheve en Manabí.

Su extensión es de 119.172 ha ubicadas a 200 y 800 m s.n.m. Su temperatura varía entre los 18 °C y 36 °C. La flora en la reserva es muy rica pues se han identificado a 1.434 especies. Las familias más abundantes y diversas son Araceae, Orchidaceae, Rubiaceae, Fabaceae, Gesneriaceae, Poaceae, Melastomataceae, Dryopteridaceae, Piperaceae y Moraceae. De los registros realizados, el 8% (111 especies) corresponde a especies endémicas.

En cuanto a fauna, esta zona es el hogar de 136 especies de mamíferos, 491 de aves, 54 de anfibios y 38 de reptiles.

La biodiversidad de este bosque húmedo tropical, sus paisajes y recursos faunísticos ha convertido a esta reserva unos de los destinos favoritos de turistas, quienes, además, pueden disfrutar de piscinas naturales y cascadas.

En el lugar se encuentran vestigios de culturas que habitaron en Manabí, como la Chorrera que se asentó en Pedernales.

Así, esta playa, ubicada a 3 horas de Manta, está presta para recibir semanalmente a miles de turistas que quieran conocer la única playa con latitud cero en el país. Su nombre viene de la piedra “pedernal” que existió en el río Cojimíes.

“Aquí hay varios lugares donde se puede saborear cangrejos, camarones, fritadas, empanadas y algo más. Cada fin de semana el lugar luce copado de turistas, los que se van satisfechos”, indicó Rolando Joza, operador turístico.

El origen del nombre Ecuador

En octubre de 2010, la Asamblea Nacional resolvió declarar a Pedernales como la Génesis del Nombre del Ecuador, tras un proyecto presentado por la asambleísta María Soledad Vela.

Esta petición llegó desde el Cabildo de Pedernales, cuando el alcalde de ese entonces, Manuel Panezo, aceptó unos estudios realizados por Eduardo Andrade acerca del origen del nombre de nuestro país. Esto se produjo luego de la llegada de los científicos franceses, que colocaron el primer hito en Punta Palmar.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Más vistas en Regional Manabí

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado