La inversión privada reactiva la “zona cero” de Manta

- 29 de diciembre de 2018 - 00:00
Los trabajos de rehabilitación del exlocal El Toro (zona cero de Tarqui) están en su etapa final. La inversión es de $ 40.000 y será inaugurado en febrero.
Foto: Rodolfo Párraga / El Telégrafo

Diez hoteles han vuelto a funcionar en Manta luego del terremoto de 2016. Dos edificaciones más se reconstruyen y estarán listas para Carnaval.

Ana Rosa Mena es una venezolana que al llegar a la parroquia Tarqui de Manta le gustó mucho contemplar la playa y su ambiente.

Fueron dos elementos vitales para que junto a una amiga se decidiera a poner un negocio de comida en la zona, que quedó devastada a consecuencia del terremoto del 16 de abril de 2016 y que poco a poco se va reactivando.  

Hace dos semanas atiende a la clientela y espera en este feriado así como en la temporada de playa que el número de usuarios en su local ubicado en la llamada “zona cero” se incremente.

A pocos pasos del restaurante, un grupo de cinco obreros trabajan en la remodelación del local La Cascada, que era un área con piscina del hotel Panorama In que cayó con el sismo.

La piscina quedó intacta y en su alrededor se reconstruyen ocho habitaciones. El encargado de la obra, Alfredo Leiva, calcula que el espacio estará habilitado antes del feriado de Carnaval.

En Tarqui están operativos en la actualidad 10 hoteles (esto es 650 camas) de 30 que habían hasta antes del sismo. Estos lugares de acogimiento mantienen valores de hospedaje por turistas que van entre $ 8 y $ 25.  

El dirigente de los hoteleros de Tarqui, Plutarco Bowen, explica que estos sitios ofrecen, de acuerdo con el precio de sus habitaciones, varios servicios para comodidad del turista. Solo dos alojamientos en la zona cuentan con piscina: Arena Mar y el Boulevard y próximamente atenderá La Cascada.

Estos sitios de acogimiento se ubican a 100 metros de la orilla del mar. “Aquí recibimos bien al turista”, señala Plutarco, quien  invita a visitar  la zona.  

Frente a la playa se prepara una variada gastronomía tanto en Playita Mía como en el Parque del Marisco. Bowen expresa que para mejorar el hotel Playita Mía, que gerencia, destinó cerca de $ 80.000.

La inversión privada continúa como se evidencia en el exlocal El Toro, también conocido como Palmeras Beach.

Los trabajos de reconstrucción, en los que se invierten $ 40.000, se realizan desde hace nueve meses y su gerente, Pablo Orejuela, prevé inaugurarlo en febrero.

Será discoteca, karaoke y habrá un local de parrilladas. La estructura es revestida de caña guadúa. “Lo que queremos es que Tarqui reviva, con buenos precios”, dijo Yiseth Chiquito, integrante del gremio turístico. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Últimas noticias
Medios Públicos EP