Puentes de la “Ruta Viva” con tecnología de punta

18 de septiembre de 2013 00:00

Los puentes sobre los ríos San Pedro y Chiche constituyen los puntos más importantes de la Fase 2 de la denominada “Ruta Viva”, que construye actualmente el Municipio de Quito al oriente de la ciudad y cuya entrada total en funcionamiento ocurriría en el último trimestre de 2014.

El objetivo principal de la carretera es convertirse en una de las vías de conexión directa entre la capital y el nuevo aeropuerto Mariscal Sucre construido en la parroquia Tababela e inaugurado en febrero anterior.

Adicionalmente, el Cabildo prevé que la arteria contribuya a descongestionar al menos en un 50% la vía Interoceánica (unos 23 mil vehículos), el principal punto de unión actual entre la urbe y el valle de Tumbaco.

Según Germánico Pinto, gerente de la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop), los  puentes mencionados se construirán con metodología antisísmica de punta.

El funcionario explicó durante el recorrido de obras realizado el lunes pasado por la “Ruta Viva” en compañía del alcalde Augusto Barrera, que se aplica una metodología novedosa que consiste en instalar aisladores con estructura esférica de acero, los que se colocan en los estribos de los puentes y permiten separar la estructura del viaducto del suelo como tal. De esa forma, si se produce algún tipo de movimiento telúrico fuerte, esto permite aislar la estructura y protegerla.

Los ocho aisladores, afirmó Pinto, ya se encuentran en Quito y fueron elaborados en San Francisco (Estados Unidos). En tanto, según el alcalde Barrera, el puente sobre el San Pedro está previsto que se entregue en mayo del próximo año. Mientras que la edificación de su similar sobre el Chiche, concluiría en agosto de 2014.

Como pasos previos a la construcción de ambos puentes, se realizaron trabajos de geotécnica para conocer las características del suelo; labores de topografía; revisión de diseños preliminares; construcción de caminos de acceso a las pilas de los puentes; labores de cimentación, derrocamiento y movimientos de tierras.

En cuanto a los viaductos que se construyen como parte de la Fase I (ver mapa), en el intercambiador que se realiza en el sector Auquitas y que conectará a la “Ruta Viva” con la avenida Simón Bolívar, ya están terminados los dos puentes. Igualmente, los estribos están concluidos y las vigas colocadas.

En tanto, en el intercambiador del sector de Lumbisí se trabaja en el tablero del puente y las aproximaciones de acceso a la obra.

Por otro lado, respecto de los puentes que se ubican a la altura del sector La Primavera, en el mismo tramo 1, el denominado PS5 está concluido y habilitado.

En otras áreas de trabajo, según la Municipalidad quiteña, se han realizado trabajos de monitoreo arqueológico para constatar que las labores no dañen eventuales vestigios presentes en la zona.  También se habría avanzado en el tema de señalización de la ruta.

Del mismo modo, de acuerdo con las autoridades, se están realizando obras de estabilización de algunos taludes, con el fin de minimizar el riesgo de futuros deslizamientos de tierra. Y así mismo, la empresa constructora, la española Puentes, se encuentra enterrando (soterrando) cables, para mejorar el aspecto de la zona y aumentar la seguridad de las personas que transiten en vehículos o a pie por el área.

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado