El Pico y Placa sacará de las vías el 20% de carros

La medida se aplicará de 05:00 a 20:00 para paliar los efectos de la repavimentación, que reducirá la capacidad de las rutas quiteñas en 50% entre septiembre y abril.
16 de agosto de 2019 00:00

El Municipio capitalino prevé que el tráfico en la ciudad sea constante entre septiembre y abril próximos.

En ese lapso se ejecutará la primera fase del plan intensivo de repavimentación de 39 tramos, ejes e intersecciones viales de la urbe.

Según el secretario metropolitano de Movilidad, Guillermo Abad, las simulaciones realizadas determinaron que la capacidad de calles y avenidas quiteñas se reducirá el 50% durante los trabajos.

La saturación vehicular en las vías ya es un problema en la capital. Según modelaciones de la Empresa Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (EPMMOP), en 2015 el nivel alcanzaba el 38% y en 2025 ese indicador llegaría al 54%.

Los trabajos planificados en las calles y avenidas determinarán, además, que la aglomeración de vehículos en las vías se inicie antes de las 06:00 y se mantenga hasta más allá de las 19:00.

Por ello, la Alcaldía decidió que la aplicación de la medida se ejecute entre las 05:00 y 20:00, de lunes a viernes, a partir del 9 de septiembre y durante los ocho meses que está previsto que duren las obras.

Inicialmente, el alcalde Jorge Yunda anunció que la restricción se aplicaría de 07:00 a 19:00.

Abad reiteró que los taxis y las motocicletas estarán inmersos en la prohibición de circular durante 15 horas.

Para paliar el aumento de las necesidades de transportación previsto, el gobierno local ultima los detalles de un plan.

Danny Gaibor, director de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), señaló que una opción es potencializar la ocupación de los vehículos privados.

Mediciones municipales señalan que los automotores que circulan en Quito transportan, en promedio, 1,2 personas por unidad.

Por ello, Gaibor no descarta emprender una campaña para lograr que las personas que se movilizan por su cuenta por medios mecánicos trasladen durante sus viajes diarios a familiares, vecinos o compañeros de trabajo.

Entre tanto, desde la Secretaría Metropolitana de Movilidad se planean acciones para mejorar la cobertura del servicio colectivo de transporte.

El Municipio prevé que la ampliación del Pico y Placa saque de circulación el 20% del parque automotor capitalino, conformado por alrededor de 450 mil vehículos.

Licitación aún no concluye
Mientras tanto, los contratos para la repavimentación urbana capitalina no han sido adjudicados todavía.

Así lo señaló el gerente de la EPMMOP, Mauricio Rosales, quien consideró, sin embargo, que los trabajos anunciados podrán empezar en la fecha prevista (9 de septiembre) y concluirán en el plazo establecido (ocho meses).

Hasta el momento están en marcha dos concursos de la primera fase de intervención vial: uno es el del tramo denominado “Programa I Sector Sur”, en el que se prevé invertir $ 7,5 millones.

En esta fase del programa se planifica cambiar la capa de rodadura de segmentos viales como Simón Bolívar, entre Gonzalo Pérez y el límite con el cantón Mejía ($ 2,7 millones); Mariscal Sucre, entre av. La Ecuatoriana y calle Clodoveo Carrión ($ 475.270); Teniente Hugo Ortiz, entre Ajaví y Morán Valverde ($ 545.757) y tramos de las avenidas Alonso de Angulo y Napo ($ 783.731).

La otra intervención que está siendo licitada es la rehabilitación del tramo sur de la vía exclusiva del Trolebús, del Corredor Central Norte y la av. El Inca.

En estos trabajos se utilizará $ 6,6 millones.

En total, todos los mejoramientos viales planificados por la Municipalidad hasta abril próximo requerirán $ 41,5 millones.

Serán mejorados 70 kilómetros (km) en el sur de la ciudad y 40 km en el norte. Se beneficiarán 700 mil personas de 187 barrios. (I)   

El Secretario Metropolitano de Movilidad reiteró que la extensión del Pico y Placa también regirá para las motos.
Foto: Jhon Guevara / EL TELÉGRAFO
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado