El anterior cuerpo legislativo de la capital normó en enero pasado el uso de los símbolos de quito

Alcalde Rodas se ‘enreda’ con el himno

El anterior cuerpo legislativo de la capital normó en enero pasado el uso de los símbolos de quito
24 de mayo de 2014 00:00

La idea de dejar en libertad a los ciudadanos para cantar la versión del himno a Quito que cada quien “lleve en su corazón”, expresada por el alcalde Mauricio Rodas el martes pasado, le ocasionó una situación de confusión en la sesión ordinaria del Concejo Metropolitano realizada al mediodía de este viernes.

De acuerdo con su decisión, el personal del Cabildo colocó una versión instrumental de la canción oficial de la ciudad al inicio del acto, lo que provocó confusión durante la entonación de la melodía.

Así, los ediles del bloque de mayoría, perteneciente al Movimiento Alianza PAIS (AP) junto con algunos asistentes, interpretaron los versos de la cuarta estrofa luego del coro y la primera, tal y como dicta la ordenanza 493, aprobada en enero.

Mientras que el grupo de concejales de SUMA-VIVE, al que se adhirieron el propio burgomaestre y algunos funcionarios de la nueva administración, cantaron a la manera tradicional (la segunda estrofa en lugar de la cuarta).

Este cruce de versos diferentes originó desconcierto en la mayoría, reprobación en algunas personas e incluso hilaridad en otras.

El enredo continuó cuando el coideario de Rodas, Sergio Garnica, pidió cambios del acta de la sesión del 15 de mayo. Aquel día, el órgano legislativo local se declaró incompetente para designar a procurador y administrador general del Cabildo, como pretendía el Alcalde.

De actuar así, el Concejo habría contravenido lo que dicta el Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (Cootad), respecto a que es la principal autoridad de la ciudad quien debe encargar esas funciones.

Garnica argumentó que la presencia de la frase “se declara incompetente” crearía un mal precedente para futuras decisiones que deba adoptar el ente.

Tras un breve debate en el que los ediles de AP dejaron en claro su posición acerca de que la redacción inicial era la correcta, pero que no se oponían a la modificación por considerarla inocua, la propuesta fue aprobada por unanimidad con base en un texto que planteó el exvicealcalde Jorge Albán.

A continuación, Rodas puso en discusión el único punto de importancia planteado para la cita: la definición del horario en que se reunirá el Concejo de manera habitual a partir de la próxima semana.

Dada la naturaleza del tema y luego de algunas reflexiones con tintes humorísticos expresadas por varios concejales, se aprobó la moción de que las sesiones se realicen los jueves desde las 09:00.

Pero la inexperiencia del Alcalde capitalino se hizo evidente en algunos momentos de la sesión.

Por ejemplo, cuando intentó pasar al siguiente punto del orden del día, interrumpiendo la votación que efectuaban los representantes ciudadanos, levantando sus manos, sobre la propuesta de modificar el acta de la sesión del día 15.

Para la tarde, y de manera inusual, los integrantes del órgano legislativo estaban convocados a partir de las 16:30 a una sesión de carácter extraordinario.

En el orden del día previsto constaba la discusión, en primer debate, de 3 puntos: el primero trataba sobre el aumento de 15 a 21 el número de comisiones municipales permanentes.

A continuación, se planteaba conocer el pedido de cambio de las ordenanzas sobre sanciones por el ‘Pico y Placa’ y la ‘Zona Azul’.