Un muro se desploma y hunde media calle

03 de noviembre de 2011 - 00:00

Tres heridos, 45 familias evacuadas temporalmente, suspensión del servicio de agua potable, restricción vehicular y temor en los vecinos, es el saldo del derrumbe de un muro de contención y el hundimiento de la mitad de una calle.

El hecho se produjo alrededor de la medianoche del martes en la avenida Eloy Alfaro y Francisco Andrade Marín, en el sector de La Carolina, al norte de Quito, en una construcción en donde se habían realizado excavaciones para cimentar la construcción de un nuevo edificio de 12 pisos.

Una pareja y su  hijo de tres años -que era la encargada de cuidar la construcción-  resultaron heridos cuando descansaban. Solo escucharon un estruendo y de pronto se vieron al fondo del hueco de aproximadamente 17 metros de profundidad.

El muro que da a la Francisco Andrade Marín había cedido y se había llevado casi media calle, formando un hueco de aproximadamente 40 metros de diámetro. Los heridos fueron socorridos por los bomberos y la policía e internados en la clínica Villaflora, donde se recuperan satisfactoriamente.

Para Gonzalo León, representante de GLS Constructores, la empresa dueña del espacio, la causa pudo haber sido el sismo ocurrido el pasado fin de semana, pues el movimiento telúrico pudo haber roto una de las tuberías principales de agua, lo que ocasionó la inundación del espacio provocando, de manera inmediata,  el desplome del muro y gran parte de la calle. Recuerda que el sector aledaño al parque La Carolina hace muchos años fue una laguna y gran cantidad de agua todavía circula por las bases de todas las construcciones levantadas en el lugar.

Sin embargo, deberá ser el grupo técnico conformado por el Municipio, que incluirá a  expertos estructurales como ingenieros y arquitectos, además del contratista, quienes  determinen las causas del derrumbamiento.

Fernando Lara, administrador  de la zona Eugenio Espejo, señaló que  45  familias han sido evacuadas del edificio que se encuentra junto al hundimiento, ellos fueron trasladados a hoteles, cuyos gastos serán asumidos por la constructora, pero tienen temor de volver.

Las primeras acciones que se tomaron fueron suspender el servicio de agua, para proceder a  vaciar el líquido emposado en el lugar, luego se realizará un relleno de nueve metros en todo el sector, para colocar polietileno  en el contorno.

Otón Cevallos, gerente de la empresa de agua  potable, indicó que   el servicio del fluido fue reestablecido en la tarde.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: