Más de ocho mil taxis esperan ser legalizados

- 15 de enero de 2020 - 00:00
Los transportistas se quejan de la lentitud del proceso e insisten en que los errores de unos no los deben pagar todos. Los carros no se han podido matricular.
Miguel Jiménez / ET

La nueva administración de la Agencia Metropolitana de Tránsito de Quito asegura que el 13 de marzo cierra definitivamente el proceso de legalización.

La Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) finalizará en marzo de este año el proceso de regularización de taxis, iniciado en octubre de 2018. 

En el anuncio se explicó que en la primera parte del proceso se llegó a 12.905 postulantes. En una segunda etapa, abierta el 29 de noviembre, el número se redujo a 8.656 taxis habilitados para continuar, que están dentro de 165 operadoras.

Debido al gran número de personas interesadas en formar parte de esta nueva regularización y tras un análisis técnico y jurídico se  extendió el proceso por dos meses más, al amparo del artículo 204 del Código Orgánico Administrativo.

Juan Manuel Aguirre, titular de la AMT, informó que todo el proceso estuvo acompañado por veedurías ciudadanas. Además explicó que se presentó una denuncia por el presumible cometimiento de delito de uso doloso de documentos en las carpetas de cooperativas o compañías que participaron del proceso.

De momento esa es la única irregularidad de este tipo que se identificó dentro de esta última etapa.

Críticas por las demoras
El presidente de la Asociación de Taxis Ejecutivos de Pichincha, Antonio Calderón,  exige que se les entreguen inmediatamente los permisos de operación. Aduce que cumplieron a tiempo con la documentación y que las irregularidades que se encontraron no deberían afectar los tiempos de los postulantes.

Para Calderón los calcos de directores de la AMT retrasaron los procesos. Explicó que dentro del gremio al que representa 11.953 personas buscan legalizarse. Afirma que -ahora mismo- sus vehículos no pueden circular porque no cumplen con requisitos básicos como la matriculación y el registro legal.

“Nos ponen todo tipo de cortapisas, que el color del auto que consta en la matrícula no coincide con el que están pintadas las unidades, entre otras dificultades”, explica el dirigente.

Plataformas, otro pendiente
Frente a la propuesta de legalizar las aplicaciones de transporte que actualmente funcionan en Quito y Guayaquil, el titular de la AMT insistió en que la propuesta del cabildo con la app “Chasqui” busca facilitar la competencia para las cooperativas locales frente a aplicaciones como Uber y Cabify.

Chasqui se presentó recientemente con la consigna de ofrecer transporte de calidad y con seguridad. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: