En Quito funcionan talleres especializados para Trolebús y biarticulados

- 08 de septiembre de 2018 - 00:00
Cada unidad requiere en promedio una inversión de $ 10 mil al año para su mantenimiento.
Cortesía

Todo buen conductor tiene a la mano un mecánico de confianza para mantener su vehículo en óptimo estado.

Esta regla se debe aplicar con mayor razón en los automotores que ofrecen un servicio público.

Esa es la misión de los talleres de la Empresa de Pasajeros de Quito: dar mantenimiento a las unidades articuladas, trolebuses y biarticulados para cumplir con la operación del Sistema Integrado de Transporte (SIT).

La Empresa de Pasajeros de Quito cuenta con tres talleres mecánicos especializados. El primero, en El Recreo y el segundo, en Chiriyacu (sur de la ciudad) y el tercero en Río Coca (norte).

Allí se realizan mantenimientos preventivos y correctivos, servicio de vulcanizadora, reparación de carrocerías, de componentes, motores, cajas de cambios, auxilios en la vía, entre otros.

Amalia Rodríguez, especialista de Mantenimiento 2 en el taller de Chiriyacu, labora en este establecimiento hace cuatro años. La empleada contó que se han realizado diferentes adecuaciones para mejorar el servicio en la reparación y mantenimiento del taller.

El taller está equipado con área de carrocerías para reparaciones de soldadura y metal mecánica, bodega de repuestos, de herramientas, fosas, áreas de reparaciones de componentes mecánicos. Los repuestos reparados pasas a un inventario para reducir la compra de repuestos, taller electrónico de repuestos, etc.

El taller el Recreo opera desde mayo de 1996, Río Coca desde junio de 2016 y Chiriyacu desde noviembre de 2017.

En los tres puntos trabajan 180 técnicos. El equipo se organiza para cumplir turnos, de tal forma que haya asistencia permanente en caso de que alguna de las unidades sufra un desperfecto durante sus recorridos, a decir de Estuardo Ruiz, gerente Técnico de la Empresa de Pasajeros de Quito.

Ejes de acción

Ruiz detalló que el trabajo en talleres se enfoca en tres indicadores: contar con unidades para cubrir la demanda de pasajeros, la confiabilidad de la flota para disminuir la incidencia en la ruta. Y, el tercero es optimizar los costos de operación.

Gustavo Caizaluisa, coordinador de mantenimiento de la flota, explica que debido a que la flota de trolebuses son vehículos únicos en el país, la Empresa Pública Metropolitana de Transporte de Pasajeros de Quito vio como una oportunidad crear talleres propios para estas unidades, facilitando su reparación en caso de incidentes o algún desperfecto propio de sus años de operación.

Inversión anual

El gerente Técnico reiteró la prioridad de mantener los vehículos en perfecto estado, porque eso representa un ahorro en tiempo y recursos.

Detalló que al año se invierten alrededor de $ 12 millones en el mantenimiento de las 328 unidades, en las cinco flotas. De ese valor, alrededor de $ 10 millones se invierten en repuestos.

En promedio, dijo, el costo de mantenimiento de cada unidad bordea los $ 30 mil al año. Las unidades que representan un valor superior son aquellas que ya cuentan con mayor tiempo de uso.

Ese es el caso de las primeras unidades de los trolebuses que iniciaron sus operaciones en 1995. De las 328 unidades que están operando hay unas 15 que necesitan separarse del funcionamiento.

En su reemplazo de dichas unidades, Ruiz indicó que se espera la llegada de 50 troles nuevos y 20 buses eléctrico para el primer cuatrimestre de 2019.

Los servicios de talleres tienen como meta alcanzar un modelo estandarizado de mantenimiento con una certificación de excelencia para brindar un servicio eficiente tanto operativamente y técnicamente para los 750 mil pasajeros diarios que se movilizan en nuestros corredores. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: