Los cementerios de la capital: Historia, tradición y leyenda

02 de noviembre de 2011 - 00:00

La capital de la República es la ciudad del país que tiene el mayor número de cementerios, de los 22 que hay muchos  se encuentran al interior de la zona urbana.

Mientras que los nuevos, denominados “camposantos” están en las afueras de Quito, los otros han quedado al interior e inclusive se han convertido en referentes de zonas o barrios.

Hortencia Cóndor,  tiene 56 años viviendo en el barrio  San Isidro del Inca. Ella dijo que el cementerio fue planificado debido a que la ciudad estaba en el centro y está fue una zona rural.  La mayoría de los vecinos entierra a sus difuntos en este sitio.  Los vecinos del sector se organizan para hacer mingas de limpieza de los alrededores y los deudos asumen el compromiso de no descuidar el aseo de las lápidas.

Pero también hay otros cementerios urbanos que por su extensión y capacidad da cabida a todos. Este es el caso del tradicional Cementerio de San Diego ubicado en el Centro Histórico,  un barrio del que provienen las más famosas  leyendas.

Por su valor artístico fue declarado en 1972 Patrimonio de la Humanidad. Aquí se puede visitar tumbas de   personajes, artistas y héroes de la gesta libertadora, entre estas la del ex presidente José María Velasco Ibarra y de su esposa, Corina Parral.

Turistas acuden al lugar para apreciar la arquitectura variada de los mausoleos, algunos con centenas de años. Destaca la arquitectura gótica y de la edad media.

Hay otros cementarios tradicionales, pero pequeños. José Guachamín, dirigente barrial, afirmó que en el siglo XIX fue   construido   el primer cementerio público en el barrio   El Tejar. En este lugar  se creó después una fosa común en la que fueron sepultados los soldados de la Batalla de Pichincha del 24 de mayo de 1822. Aquí reposan los restos de Eugenio de Santa Cruz y Espejo  y de moradores de los alrededores.

Según datos del Instituto de Estadística y Censos (INEC) de 61.681 de  los fallecimientos registrados a nivel nacional en el 2010, en  Pichincha se reportó  9.618. El 56,6% fue de hombres y el 43,4% de mujeres.

Carlos Espinoza, jefe de servicios de la Sociedad  Funeraria Nacional, indicó que solo en Quito ellos ofrecen asistencia al  45% de muertes.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: