La semaforización está a cargo de dos instituciones

10 de noviembre de 2011 - 00:00

El sistema de semaforización en el Distrito Metropolitano registra daños, que en muchos casos provocan infracciones de tránsito por parte de los conductores y hasta accidentes.

Los aproximadamente 8.000 semáforos instalados en la ciudad tienen como administradores a dos instituciones, el Municipio, a través de la Secretaría de Movilidad, y la Policía Nacional. Cada cual realiza el mantenimiento y renovación de los aparatos, pero la ciudadanía no sabe a quién reclamar ante los desperfectos constantes.

Hay semáforos que funcionan con luz incandescente, con una vida útil de hasta tres meses, y otros con un sistema LED, que duran hasta cinco años. Según la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop), las causas de los daños en los aparatos se deben a sobrecargas de energía eléctrica o cortocircuitos que queman las lámparas, o a los daños en las tarjetas que controlan los ciclos de  luz.

Según la Secretaría de Movilidad  hay  830 intersecciones reguladas con semáforos. De estas, 430 son administradas por la Epmmop y 400 por la Policía.

Movilidad controla 2.890 semáforos vehiculares y 1.073 peatonales. Estos se concentran especialmente en los corredores de transporte masivo (Trolebús, Ecovía, Corredor Central Norte y Corredor Sur Oriental). La institución maneja un presupuesto de  500.000 dólares anuales para el mantenimiento. Solo en la intersección de la avenida Eloy Alfaro y República hay 16 semáforos vehiculares  y ocho peatonales, que guían el tránsito en la zona.  

Según Carlos Páez, secretario de Movilidad del Municipio,  la transferencia de sistema de semaforización y otras áreas del tránsito aún está en trámite en el Consejo Nacional de Competencias. Por esto el Municipio no puede intervenir en los semáforos administrados por la Policía. También hay una restricción en el manejo de los fondos públicos que impide invertir en bienes de otra institución. 

En algunas zonas de la capital donde están los semáforos en mal estado se coloca personal policial para que dirija el tránsito en horas pico, pero el resto del día esos sitios son peligrosos. Esto sucede en la Av.  Córdova Galarza, a la altura de la Escuela de Formación de Policía  General Alberto Enríquez Gallo.

Antes de cruzar la intersección de las calles Mariana de Jesús y  Ulloa, al norte de Quito, Eduardo Riera esperó varios minutos hasta que el semáforo cambie de color para poner en  marcha su vehículo. Las tres luces del semáforo con sentido   este-oeste  estaban apagadas. Riera  no tenía certeza si cruzar o no, debido a que una imprudencia causaría un accidente. Cuando iba a cruzar, la luz verde de los dos semáforos se encendió. “Toca adivinar en qué color está”, mencionó.

Para Gladys  Porras, los 21 segundos que dura la luz verde del semáforo peatonal no son suficientes para cruzar los seis  carriles de la congestionada avenida.

Carlos Cóndor, que vive en el sector de la América, dice que desde hace varios días en la intersección de la avenida del mismo nombre y Mercadillo  hay un semáforo averiado y aunque busca la forma de reportar el daño no logra ubicar a la autoridad respectiva.

El Cabildo mantiene un proceso de licitación para la implementación de un sistema centralizado de semaforización en las avenidas que están a su cargo. Según los pliegos, el sistema sería implementado en dos años. En total serían 600 intersecciones que podrán ser controladas desde una central de monitoreo.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: