En 2 días atienden a 1.400 pacientes

24 de septiembre de 2011 - 00:00

Con el propósito de brindar el servicio de salud a los sectores menos favorecidos de la capital, desde el miércoles pasado se encuentra en funcionamiento el Hospital Móvil 2, en el sector de la Villa Flora, al sur de la ciudad.

Hasta el sitio llegan personas de la tercera edad, mujeres embarazadas y madres con niños en busca de una cita médica. La demanda cada día es mayor: en los primeros dos días hubo 1.400 citas.

Este es el segundo hospital que adquirió el Gobierno Nacional para brindar asistencia primaria en  salud. El primero atiende en varias zonas del Litoral desde el mes de julio con óptimos resultados.   

Decenas  de personas  que buscan el servicio hacen fila desde muy temprano, pero la atención inicia a las 7:00.  Ahí les entregan un turno para que sean atendidos con toda comodidad, ya que reciben a pacientes hasta las 19:00 y los domingos solo hasta medio día, debido a que en la tarde se inicia la limpieza y   desinfección de todo el hospital.

Las seis áreas de salud (Conocoto, La Magdalena, Epiclachima, Sangolquí, Chillogallo y Guamaní) aportan y refuerzan  la consulta externa proporcionando los  medicamentos de las recetas entregadas a los pacientes.
Santiago Garzón, director del Hospital Móvil, estima que el primer día hubo más de 600 consultas, pero ayer  sobrepasaron las 800.

Además, existen más de 60 cirugías menores programadas que se   evacuarán poco a poco. 
La unidad estará hasta el 10 de octubre en Quito y brindará atención  en  medicina general, pediatría, ginecología y cirugía general. Las cirugías se realizan en quirófanos equipados con instrumentos modernos. Luego partirá a Latacunga, Ambato y Riobamba.

Garzón  mencionó que  esta unidad médica está adecuada para  descongestionar las cirugías menores que presentan las casas de salud del sur de la ciudad.

Un grupo de  56 médicos y enfermeras de la zona atiende a los pacientes en jornadas de ocho horas diarias con horarios rotativos.

Al sitio llegan personas que no han sido recibidas en otras casas de salud. Este es el caso de Patricia Farías, quien presenta un fuerte dolor abdominal. Ella acudió a varios hospitales pero le dijeron que no tenía nada  de gravedad. Lleva más de un mes con un dolor frecuente e intenso, afirma.

Su esposo, Roberto Sánchez, dice que le molesta  ver cómo su pareja no recibe atención  oportuna y que para calmar el dolor tuvo que automedicarse. Luego de dos horas fue atendida y tratada en el hospital móvil.

Todos los pacientes antes de recibir atención son valorados por  un triaje, que hace una clasificación general de acuerdo con la condición clínica que presentan los usuarios, y se les remite al especialista.

En caso de requerir una cirugía de mediana o baja complejidad, se le realizan los exámenes pertinentes,  el chequeo preoperatorio, y  se le indica el día y la hora de la cirugía. Asimismo, y de requerirse, los usuarios accederán a exámenes de laboratorio y servicios de imagen: rayos X digital y ecografía.

Martha Tierra tiene siete meses de gestación y se realizó un eco. Ella se fue calmada a su  casa al  constatar que su bebé goza de buena salud.

El hospital móvil tiene una capacidad de atención promedio de 300 personas diarias   y se caracteriza por su multifuncionalidad, pero por la demanda está capacidad se ha visto duplicada, señaló el médico coordinador.

Los moradores dicen sentirse satisfechos con la atención en salud que reciben y aducen que de esa forma  se descongestionan otras instituciones, como los centros de salud que se encuentran abarrotados.

Mientras esperan, un equipo brinda información a los usuarios y recaba denuncias de malos tratos por parte del personal de salud pública.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: