El primer convoy llegó a Tababela luego de 5 horas

13 de febrero de 2013 - 00:00

El primer convoy -conformado por cinco tráileres-transportó la madrugada del lunes pasado implementos extrapesados desde el actual aeropuerto Mariscal Sucre hasta la nueva sede en Tababela, luego de cinco horas de recorrido (debido a la lluvia que soportó la capital).   

La caravana partió desde la actual Base Aérea Mariscal Sucre, en la avenida La Prensa, a las 22:00 del domingo, y llegó hasta Tababela a las 03:30 del lunes.

Según la compañía DHL -contratada por Quiport para coordinar la mudanza- estaba  previsto que el convoy llegase a la 01:00, pero las condiciones climáticas y la falta de señalización y de iluminación en la carretera E35, en donde continúan los trabajos de ampliación y remodelación, influyó para que los tráileres recorrieran los 107 kilómetros a una velocidad de 20 km/h.

La ruta establecida por el Municipio de Quito para que los tráileres avanzaran sin contratiempos y sin congestionar el tránsito de la capital iba desde la avenida La Prensa  hasta el intercambiador de Carcelén. De ahí avanzaba por la Panamericana Norte hasta la entrada a Carapungo, para tomar el desvío por la avenida Simón Bolívar hasta Tambillo y, posteriormente, la vía E35 -ampliada para el transporte pesado que se dirija al nuevo aeropuerto internacional- que atraviesa las poblaciones de Amaguaña y Pifo, hasta llegar a Tababela.  

13-02-13-trafico-quito

Aunque la ruta es larga fue escogida por la extensión de los vehículos -150 metros de largo-, lo que no les permite pasar por los peajes de la avenida Interoceánica.      

“Este convoy servirá para el traslado de la carga sobredimensionada: escaleras y equipos de apoyo que pesan entre  6  y 7 toneladas (…). Y  se escogió este día porque hay poca movilidad en la ciudad”, explicó el alcalde Augusto Barrera, quien inspeccionó la salida de los tráileres hacia Tababela.         

En la primera fase de la mudanza se transportaron las gradas metálicas  que sirven para el descenso de los pasajeros y para hacer el mantenimiento de las naves; también rampas metálicas, generadores de luz y los que impulsan a los aviones.

La carga y descarga de cada plataforma tardó entre 30 y 40 minutos, dependiendo de los equipos transportados. El domingo, 30 personas participaron en el proceso.

Durante la operación se activó el operativo de seguridad y control de tránsito en varios tramos de la ruta. Se colocaron siete sistemas integrados de seguridad (SIS), los cuales estuvieron conformados por miembros de la Policía Nacional y de la Metropolitana.

También se activó un sistema de cámaras colocado en la Panamericana Norte y avenida Simón Bolívar, en Amaguaña -frente al Cuerpo de Bomberos-, en el redondel El Colibrí y en el de Alpachaca.

El sistema de imagen permitió que el convoy enviase reportes en tiempo real desde la carretera al Comité de Operaciones de Emergencia (COE) que se activó durante el operativo y que estuvo situado en la terminal Mariscal Sucre, donde se reunieron miembros de las Fuerzas Armadas, Policía Nacional, Bomberos, ECU 911, Policía Metropolitana y Municipio.    

“La idea del operativo de seguridad fue garantizar el tránsito de los convoyes, de los vehículos de transporte de las flores y de la mudanza en general para que  circulen de manera correcta y en los tiempos estimados”, indicó Ricardo Peñaherrera, director de Operaciones del Municipio de Quito.    

Además, la empresa DHL colocó dispositivos de geolocalización en cada tráiler, lo que también permitió tener un reporte en tiempo real del recorrido. El convoy también contó con el acompañamiento de 8 vehículos de la Policía Nacional y el resguardo del personal motorizado de la Policía Metropolitana.         

Las dificultades que se presentaron en el primer operativo de traslado serán revisadas  para que no se repitan en las jornadas del 18, 19 y madrugada del 20 de febrero, cuando se transporten equipos igualmente pesados como los coches para el traslado del equipaje, los push-back (para remolcar los aviones desde la puerta de embarque hasta la calle de rodaje) y los implementos de Aduana y Migración.

En esos días también se habilitará otra ruta para la circulación de unos 70 camiones que transportarán hasta 12 toneladas. Estos recorrerán 65 kilómetros y partirán de la avenida La Prensa, tomarán la Panamericana Norte, pasarán por el peaje de Oyacoto hasta Santa Rosa de Cusubamba y Guayllabamba, para luego tomar la vía E35 hasta el intercambiador de Alpachaca, que conduce a la nueva terminal aérea. Se prevé que el recorrido tome alrededor de 86 minutos.    

Durante el operativo de traslado se restringirá el tránsito vehicular en toda la ruta norte. El 18 de febrero desde las 23:00 hasta las 05:00 y el 19 de febrero de 21:00 a 05:00. “Estas restricciones se hacen para precautelar no solo la mudanza, sino la seguridad de los usuarios de la vía”, recalcó Barrera.

Para el 20 de febrero también está previsto que los  trabajos de ampliación  en la vía Interoceánica, por donde se trasladarán los pasajeros y empleados de la nueva terminal aérea, concluyan.    

Al momento, ya está instalado un nuevo sistema de iluminación en el puente sobre el río Chiche y se está concluyendo la colocación de los ocho paneles electrónicos que informarán sobre el estado de la vía.

A fin de garantizar el flujo continuo del tránsito, el 20 de febrero también arrancarán los operativos de control para sancionar a los vehículos que se estacionen a los lados de la vía Interoceánica.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: