El plan de movilidad de la Alcaldía de Quito tiene 7 puntos pendientes

- 10 de julio de 2017 - 00:00
La extensión de la calle Juan Baussingault es lo único que se ha concretado de la Solución Vial Guayasamín.
Foto: cortesía

La Solución Vial Guayasamín, el sistema Quitocables, la fase 3 de la Ruta Viva y la extensión del Trolebús al norte son algunos de los proyectos en espera.

El 3 de marzo de 2015, el alcalde Mauricio Rodas presentó en el Palacio de Cristal del Itchimbía su plan Visión de Movilidad para Quito 2015-2030.

“Pretendemos construir una ciudad para las personas más que para los vehículos, donde se privilegie al ser humano y la convivencia ciudadana en espacios públicos de calidad y bajo estrictos criterios de respeto y protección al medio ambiente y a los recursos naturales”, dijo entonces el Alcalde.

El proyecto establece una serie de acciones y obras destinadas a mejorar el tránsito, el transporte de pasajeros y la movilidad de peatones y ciclistas.

Algunas han sido ejecutadas, en tanto que 7 de ellas no han sido iniciadas o se hallan inconclusas.

En el tema vial, una de las propuestas del Cabildo fue construir un paso paralelo al túnel Guayasamín, que conecta al área urbana con el valle de Tumbaco.

El proyecto fue bautizado como Solución Vial Guayasamín y su construcción arrancó el 5 de abril del año pasado.

La firma China Road and Bridge Corporation (CRBC) está a cargo de la ejecución mediante una inversión directa de $ 131 millones, que serán recuperados mediante el cobro del peaje de la vía Interoceánica.

Desde el principio, la obra generó polémica. Ese mismo día, un grupo de moradores del barrio Bolaños protestó en el sitio delante del burgomaestre ante la falta de socialización de los efectos de la solución en su sector.

En tanto que moradores de las zonas aledañas a la plaza Argentina reclamaron por la idea de construir un intercambiador en ese espacio.

El plan incluso generó la desafiliación de la concejala Daniela Chacón, exvicealcaldesa de Quito, del movimiento SUMA, de Rodas, por su oposición al proyecto.

Tras una serie de protestas y debates ciudadanos sobre el tema, la Alcaldía accedió a cambiar algunos elementos como los del distribuidor de tráfico en la plaza.

Inicialmente se preveía que la obra concluyera en agosto de 2018. Sin embargo, los cambios han detenido prácticamente los trabajos.

Otra propuesta del plan de movilidad es la creación del sistema de teleféricos o Quitocables.

Pese a que el 7 de mayo de 2015 el alcalde Rodas dio inicio simbólico a las obras en el barrio La Argelia (al sur) y una semana después en Pisulí, estas no avanzan.

El plan era construir 4 rutas: Sangolquí-La Argelia-Mena 2; Toctiuco-El Tejar; La Carolina-Tumbaco, y La Roldós-La Ofelia.

La Alcaldía todavía busca financiamiento para las 3 primeras líneas, en tanto que ha comprometido $ 44 millones de recursos municipales para la cuarta.

En octubre pasado, Rodas firmó el contrato para la construcción de la Línea 1 con el Cuerpo de Ingenieros del Ejército.

Se ha avanzado en la construcción de la estación La Ofelia, pero el proyecto enfrenta la oposición en el noroccidente, sobre todo de quienes serán expropiados y dicen que no dejarán sus propiedades.

Otras propuestas no concretadas son: la fase 3 de la Ruta Viva, la extensión del ‘Trole’ al norte. la extensión de la Ecovía al Comité del Pueblo, la peatonalización del Centro Histórico y de la av. Amazonas y la creación del sistema integrado de recaudo del transporte público. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: