Edificaciones son demolidas por no tener permisos municipales

26 de octubre de 2011 - 00:00

El construir sin los permisos municipales correspondientes en Quito puede resultar catastrófico. Las multas llegan a  cinco veces el valor del predio, o lo que es peor, el derrocamiento (demolición) de la obra, sin la posibilidad de recuperar algo de la invertido.

El uso del suelo en el Distrito Metropolitano se encuentra normado en la Ordenanza Nº 255, la cual establece los requisitos para realizar las subdivisiones. Esta ordenanza es de cumplimiento obligatorio. 

En aplicación de esta ordenanza, Johanna Pullas, directora de Control de la Administración Norte,  realizó un operativo en el sector de la Mariscal. Ahí dispuso el derrocamiento de una edificación en la calle Calama, debido a que los propietarios hicieron la ampliación de la construcción sin contar con los permisos respectivos.     

El régimen urbanístico del Distrito Metropolitano  regula dentro de sus límites  la ordenación, habilitación, transformación y control del uso del suelo, edificaciones, subsuelo y el espacio aéreo urbano hasta la altura máxima permitida por la zonificación.

Funcionarios de la Agencia de Control mencionaron que entre los casos más comunes están  la falta de planos, ausencia del permiso de construcción, cambio de uso del inmueble, exceso en altura e incumplimiento de la zonificación.

El presidente de la  Cámara de la Construcción de Quito, Hermel Flores, aclaró  que el 70% de las edificaciones en Quito y Guayaquil es informal (sin permisos). Agregó  que  los trámites son  largos, por ello la ciudadanía prefiere construir sin  ayuda profesional,   incluso existe la idea de que realizar construcciones sin permisos es más económico.

Algo que no se toma en cuenta al construir en Quito es que la ciudad tiene un alto riesgo geográfico, expresó  Flores. Además, destacó  que existen miles de viviendas que están en riesgo  o en  sitios peligrosos de rellenos mal realizados. Por ello el 70% de las construcciones es ilegal y  vulnerable en la capital.

“El problema está en que se hacen controles en  edificaciones formales, pero no en las informales”, señaló.
Los comisarios metropolitanos de construcciones ofrecen charlas informativas en todas las zonas del distrito, para que los habitantes conozcan la normativa.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: