La conectividad aérea crecerá con ocho rutas al exterior

- 22 de febrero de 2019 - 00:00
El año pasado 5,2 millones de personas usaron las instalaciones del Aeropuerto Mariscal Sucre de Quito.
Foto: Miguel Jiménez / EL TELÉGRAFO

En los aeropuertos de Quito y Guayaquil se invertirán $ 122 millones hasta 2020. El Gobierno planea ejecutar acciones para incentivar el tráfico y operaciones.

El Gobierno Nacional prevé que en el sector aeronáutico nacional se concreten inversiones por $ 122 millones hasta el año 2020.

De esos fondos, $ 90 millones corresponden a la expansión de la infraestructura que ejecuta el consorcio Quiport, encargado del manejo del Aeropuerto Mariscal Sucre de Quito.

El 22 de enero pasado la compañía inauguró la remodelación de la sala VIP nacional de la terminal, lo que significa el 12% de aumento en la capacidad del espacio.

Según datos de Quiport, más de 11.400 pasajeros utilizan este servicio al mes.

Luis Galárraga, vocero de la entidad, señaló que próximamente se realizarán trabajos para ampliar las salas de embarque, incrementar una manga y una plataforma para aeronaves en el aeródromo capitalino.

Entre tanto, la concesionaria de los servicios del Aeropuerto José Joaquín de Olmedo de Guayaquil (Tagsa)  prevé invertir $ 32 millones en la ampliación de las instalaciones, según el ministro de Transporte y Obras Públicas, Aurelio Hidalgo.

Las obras arrancarían este mes y está planificado que concluirán en diciembre.

Por estas y otras acciones realizadas, dijo el Ministro durante su rendición de cuentas de 2018, en los próximos meses se prevé la apertura de ocho rutas de conexión del país con el exterior.

Esto ocurriría con las conexiones Lima-Quito (Peruvian), Bogotá-Guayaquil (Viva Air),  París-Quito (Air France), Madrid-Quito y Madrid-Guayaquil  (Plus Ultra), Fort Lauderdale-Guayaquil (Jet Blue), Guayaquil-México DF (Aeroméxico) y Santiago-Quito (Latam).

El representante del aeropuerto quiteño recordó que la línea de bandera francesa regresará al país después de 25 años, la ruta París-Quito se abrirá el 14 de mayo.

El ministro Hidalgo hizo pública una clasificación internacional en la que el país ocupa el puesto 40, entre 137 naciones, respecto a su calidad aeroportuaria.

El funcionario de Quiport destacó que los aeropuertos Mariscal Sucre, José Joaquín de Olmedo (Guayaquil) y El Dorado (Bogotá) son los únicos de la región que tienen cuatro estrellas de calificación internacional.

El ejecutivo, por su parte, prevé la ejecución de varias acciones para impulsar la conectividad aérea del país.

Entre estas se encuentra la firma del Acuerdo de Cielos Abiertos con EE.UU., la modernización de la Ley de Aviación Civil y la ejecución de alianzas estratégicas con actores de la industria.

Incentivos en aeropuertos en manos del Estado
El pasado 13 de febrero, la Dirección General de Aviación Civil (DGAC) lanzó Aeroplan, una estrategia que ofrece compensaciones para las aerolíneas que lleguen al país o aumenten sus frecuencias.

El plan incluye un descuento para esas compañías en la tasa de uso de la terminal. Para el servicio internacional el valor se reduce de $ 19,50 a $ 14,00 en los aeropuertos de Latacunga y Manta, que tienen mayor demanda de los 14 que administra la DGAC.

Además, las empresas que aterricen en esas terminales tendrán descuentos durante tres años en los servicios de aterrizaje, iluminación, protección al vuelo, estacionamiento y uso de terminal.

El ministro Aurelio Hidalgo explicó que se busca que el usuario tenga más alternativas de rutas y horarios para que disminuya el costo de las tasas.

Los beneficios son, hasta el momento, para los aeropuertos administrados por el Estado, pero no para los concesionados al sector privado, como Quito, Guayaquil y Cuenca. Además de las terminales de Manabí (Manta) y Cotopaxi (Latacunga), el Estado maneja los aeropuertos de Esmeraldas, Lago Agrio, Tena, Santa Rosa, Loja, Coca, Macas, San Cristóbal, Isabela, Shell, Salinas y San Vicente. (I)   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: