Calacalí, al norte de Quito, busca reducir su contaminación

- 08 de enero de 2016 - 22:24

La reducción al 50%  de las áreas destinadas a zona industrial, de 194 hectáreas; cambiar la clasificación de la zona industrial, de I4 a I2; y que se ejerza un control de la contaminación por las autoridades correspondientes.

Esos son los principales pedidos de los pobladores de la parroquia Calacalí, ubicada en el sector norcentro de Quito. Lo han solicitado al Municipio capitalino. 

Desde las 18:15 de esta  tarde, los residentes efectuaron una marcha de protesta desde la Plaza de Calacalí en el centro, recorrieron la vía que va a La Independencia, hasta llegar a la zona industrial y gritar consignas en contra de la contaminación, en los exteriores de las empresas.  

A las 19:30 , los habitantes de Calacalí llegaron a los exteriores de las empresas del sector industrial.  Algunos  portaban banderas con las principales exigencias. 

Santiago Morales, vocal del Consejo Parroquial, afirmó que otro de los pedidos implica que se establezca una oficina del municipio o el ministerio del Medio Ambiente para monitorear la contaminación. También que exista un proyecto social por parte de las empresas para su vinculación con la comunidad.

Según Roberto Villenas, morador, los habitantes no están en contra de las empresas, pero sí con el impacto que generen en el medio ambiente. “Pueden invertir para minimizarlo”.

Juan Carlos Zapata, de la Junta Parroquial de Calacalí, explicó que la protesta fue una iniciativa ciudadana.

“Necesito que haya un ambiente de paz y convivencia entre la zona industrial y la localidad. Las empresas también generan trabajo, pero la ciudadanía también tiene derecho a exigir un aire puro. A través de un proceso”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: