Autoridades denuncian irregularidades en el Hospital Carlos Andrade Marín

22 de junio de 2012 - 18:01

María Sol Larrea, coordinadora Nacional de Gestión de Unidades Médicas del Instituto Nacional de Seguridad Social (IESS), anunció ayer que tras una auditoría se logró detectar el robo de 1,3 millones de dólares que se cometió en el Hospital Carlos Andrade Marín de Quito.

El ilícito fue detectado tras una auditoría interna a través de la cual se evidenciaron varias irregularidades y fallas en el proceso de validación de documentos de pagos administrativos.

Tras el control se reveló que 137 boletines de egreso no se encontraban en el Archivo de Contabilidad; 60 de ellos no tenían sustento de pago. A eso se suma que su liquidación se realizaba a nombre de una persona.

“Las investigaciones se han iniciado puesto que ya se presentó la denuncia en la Fiscalía. Nosotros vamos a dar toda la información pertinente con el fin de que se aclare este hecho”, explicó Larrea, en presencia del personal administrativo de la casa asistencial.

La funcionaria aseguró que estas irregularidades se presentaron desde 2009 cuando se detectó una falsa emisión de factura por 900 dólares, pero las estafas más fuertes se reportaron en 2011. Producto de esta investigación, se han detenido tres personas, una era la encargada de revisar los boletines y otras dos, de su archivo. Los sospechosos se encuentran en indagación para detectar si se trata de una red.

Por lo pronto se conoce que este dinero se encontraría depositado en una cuenta de ahorros, uno de las principales pistas que ayudó a determinar las irregularidades en este manejo de fondos.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: