Intervienen cinco factores

- 14 de marzo de 2018 - 00:00

Es más complejo analizar las causas de corrupción en la Policía Nacional. Allí intervienen cinco puntos muy controvertidos: El primero y básico es el proceso de selección, que no debe estar bien hecho.

Es muy probable que las pruebas de confianza, mal llamadas del polígrafo, asociadas a otro tipo de instrumentos, no estén funcionando bien en el ingreso.

Se debe analizar la política, los instrumentos de selección del personal que ha ingresado a las filas, pero básicamente de la oficialidad.

Segundo, no hay una rendición de cuentas real sobre el proceso de monitoreo a lo largo de la carrera. Las pruebas de confianza, las labores de inteligencia interna que generalmente se hacían a través de la Inspectoría de la Policía Nacional.

En este caso también la Dirección Nacional de Inteligencia tiene que rendir frutos. Entonces nos insertamos en una problemática interna.

Tercero, aquí vienen los factores de tipo externo. Ninguna policía del mundo está exenta a la penetración de las redes y la lógica del crimen organizado internacional. Aquello implica que haya filtraciones y eso no tiene ni la mejor policía del mundo, tal vez la japonesa que es la mejor.

Lo que llama la atención es cómo se designa a los oficiales para las llamadas zonas calientes del país, en donde operan los tentáculos del crimen organizado internacional, a través de los dispositivos de filtración y por supuesto de la misma inteligencia del otro lado.

Es decir, la selección no es solo por méritos y el más antiguo. En ese sentido, la Policía Nacional todavía sigue reproduciendo malos esquemas, copiando mal los esquemas militares de otro lado.

Un cuarto elemento tiene que ver con los controles externos, no tanto los internos, que eso lo hace la misma inteligencia policial y la Inspectoría General.

Tiene que ver con lo que aquí, en Ecuador, se volaron, que eran los organismos de control de corrupción, y que en la actualidad dejan mucho que desear.

El quinto elemento es totalmente externo, pero también le compete al Estado, relacionado con la penetración internacional.

Es decir, cómo, con qué se está trabajando, con qué flujo de información, tenemos o no vinculación con la DEA, con la inteligencia colombiana, con quiénes más, tenemos o no intercambio de inteligencia con Perú. O sea, cuáles son las agendas o elementos de circulación públicos, pero internamente.

Sí se puede discutir, a manera de forma reservada, cuál es la agenda. Pero aquí existe un problema de duplicidad de funciones. Por ejemplo, en casos de vuelos de aviones de otros países, ¿quién se hace cargo del caso: la Policía Nacional, el Ministerio de Defensa, el Ministerio del Interior o la Cancillería?

La sumatoria de estos cinco puntos explican los casos de corrupción que se dan. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: