Esperamos los resultados

- 16 de febrero de 2019 - 00:00

La decisión del presidente de la República, Lenín Moreno, a través del Decreto Ejecutivo 660, es viable y además es constitucional, porque está dentro de sus funciones a delegar responsabilidades en el nivel Ejecutivo; esto lo respalda la Carta Política del Ecuador.

En ese sentido, siempre es potestad del Primer Mandatario la forma como determine o delegue el ejercicio de las funciones. En este caso, como lo hizo con los ministros y secretarios de Estado anunciados.  

Solamente quedará esperar y evaluar luego si estas disposiciones o asignaciones que delegó, vía decreto, darán los  resultados que espera el Primer Mandatario.

Incluso, el país ya vivió una experiencia similar hace dos décadas. Esto ocurrió durante el gobierno del entonces presidente  Jamil Mahuad, que para el funcionamiento del Poder Ejecutivo creó la figura de los famosos superministros.

Por eso, es oportuno afirmar que no se debe establecer un criterio o juicio cuando esta nueva estructura recién ha sido anunciada; insisto, es necesario que por ahora el país espere que se cristalicen los resultados de las gestiones de cada uno de los funcionarios encargados en cada área y ver finalmente la función que tenga también el Vicepresidente de la República, así como los funcionarios escogidos.

Ahora, hay unos índices que establecen que los niveles de popularidad del Presidente de la República, de momento no son los más altos. Es por ello que se consideró fundamental esta nueva estructura. Con ello se espera que los resultados finalmente apuntalen al Gobierno, eleven y estabilicen la credibilidad, así como la aceptación de la gestión.

Los resultados ahora son emergentes por la situación que vive con una popularidad que no es la misma que cuando comenzó su Gobierno.

A esto se suma la época electoral que vive el país y que sirve como termómetro. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: