Somos la generación igualdad y venimos por nuestros derechos

- 01 de octubre de 2020 - 16:45
Cortesía

Durante la última década, 131 países han aprobado leyes para impulsar la igualdad de las mujeres.

Este año se cumplen 25 años de la adopción de la Declaración y la Plataforma de Acción de Beijing. Durante esa Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer se construyó la que sigue siendo la hoja de ruta más visionaria y completa para impulsar los derechos de las mujeres en todo el mundo. Hoy muchas mujeres disfrutan ya de algunos de los avances alcanzados, pero aún camino por recorrer.

Somos muchas mujeres las que hemos transitado el camino de la Plataforma de Acción, muchas de nosotras despertamos nuestras preocupaciones y convicciones alrededor de este llamado a la acción, muchas han dejado sus vidas en el camino de la defensa de los derechos. Somos la generación igualdad, y si bien la igualdad de género es algo que se puede conseguir, sigue siendo un sueño que por momentos parece inalcanzable.

Durante la última década, 131 países han aprobado leyes para impulsar la igualdad de las mujeres —por ejemplo, mediante la mejora del acceso a la atención sanitaria y a una educación de buena calidad— y para promover su representación y participación política; se ha logrado la paridad de género en el ámbito de la matriculación escolar en más países y se ha reducido el número de mujeres que mueren durante el parto. Sin embargo ningún país en el mundo ha alcanzado la igualdad. Aún hoy millones de mujeres y niñas enfrentan los efectos de la desigualdad.

Aunque la pandemia de COVID-19 ha puesto de relieve hasta qué punto depende la sociedad de las mujeres, tanto en la primera línea de respuesta como en los hogares y mercado laboral, el efecto de la crisis sanitaria está haciendo peligrar los avances de los derechos de las mujeres que tanto han costado conseguir; la pérdida del empleo, la sobrecarga de trabajo no remunerado del hogar, las tareas de cuidados, la violencia física, sexual y psicológica dentro y fuera de los hogares son algunos de los factores que ponen en peligro la igualdad.

Mientras el mundo lucha contra la pandemia de la COVID-19, los bosques se queman, el nivel del mar aumenta, y millones de personas se ven desplazadas a raíz de los conflictos; las mujeres y niñas del mundo soportan el peso de los peores efectos generados por estos acontecimientos.

Se calcula que, en 2021, debido a la pandemia, 47 millones de mujeres y niñas caerán a la extrema pobreza, lo que elevará el número total de mujeres que viven con USD 1,90 o menos a 435 millones, en todo el mundo. En el año que viene por cada 100 hombres de entre 25 y 34 años de edad que vivan en la extrema pobreza, habrá 118 mujeres en la misma situación, una brecha que se prevé que aumente hasta 121 mujeres por cada 100 hombres en 2030.

El 1 de octubre la Asamblea General de las Naciones Unidas celebrará una reunión bajo el lema “Acelerar la consecución de la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y las niñas” para conmemorar el 25º aniversario de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer. En este espacio no solamente se expondrán los adelantos que han hecho los estados miembros, sino que se expondrán los desafíos pendientes y se renovarán los compromisos para garantizar una aplicación plena, efectiva y acelerada de la Plataforma de Acción de Beijing.

Mirando hacia el pasado y de cara al futuro debemos celebrar el poder de los movimientos de mujeres; ellas son quienes, desde sus fortalezas, pelearon y pelean los derechos de todas; y en su nombre exigimos la adopción de medidas decisivas y audaces para que, de una vez por todas, logremos el reconocimiento de los derechos de las mujeres como derechos humanos. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Últimas noticias
Medios Públicos EP