Coca codo sinclair

Megaobra genera energía desde la amazonía

Esta central ayudó a reemplazar la generación térmica, cambió la matriz energétiva y permitió exportar electricidad.
20 de mayo de 2017 00:00

Al inicio de la administración del presidente Rafael Correa, Ecuador enfrentaba un dilema energético. Se requería garantizar la seguridad energética para el país, reemplazar la producción de energía térmica y crear nuevas fuentes de ingresos económicos.

La construcción de 8 hidroeléctricas fue la respuesta para alcanzar  esos tres objetivos. Luego de 10 años, se ha reemplazado la generación térmica, propiciado el cambio de la matriz productiva y permitido el ingreso de divisas por la exportación de electricidad a países vecinos.

La central Coca Codo Sinclair (CCS) es la obra emblemática más grande del país. Aporta con 1.500 MW en horas pico y con el 30% de capacidad de generación eléctrica enviada a través del Sistema Nacional Interconectado (SNI).

Hasta el 11 de mayo  de 2017, la producción  mensual de Coca Codo Sinclair fue de 147.918.7 MW/h y la generación diaria fue de 13.950.6 MW/h. La demanda del país hasta esa fecha fue de 3.666.6 MW/h, según la información  proporcionada por el Operador  Nacional  de  Electricidad, Cenace.

La construcción del proyecto inició en julio de 2010 y terminó el 18 de noviembre de 2016. El costo de los trabajos fue de $ 2.245 millones, que incluyó obras civiles, equipamiento electromecánico, fiscalización y administración de la obra.

Esta central hidroeléctrica  aprovecha el potencial de los ríos Quijos y Salado, afluentes del Coca, cuyo cauce tiene un desnivel de 620 metros, utilizados para generación eléctrica.

La capacidad del embalse es de 1’300.000 m³ de los cuales 880.000 m³ constituyen el volumen útil para la operación. Se construyeron  obras de captación de aguas, túnel de conducción de 24,8 km que transporta el agua al embalse compensador, tuberías de presión, casa de máquinas y túnel de descarga. La presa tiene una pantalla impermeable de hormigón de 58,50 m de altura.

A 70 km de la  vía que comunica Nueva Loja (Lago Agrio) y  Quito, se construyó la casa de máquinas, que tiene 220 metros de largo y 46,8 metros de altura, donde funcionan 8 turbinas con una potencia de 187.5 MW.

Coca Codo Sinclair beneficia a 16 millones de  habitantes  en forma directa y, en especial, a más de 16.000 habitantes de las provincias de Napo y Sucumbíos, en  su área de influencia. 

Generó cerca de 8.000  plazas de empleo directo local en los cantones Gonzalo Pizarro, El Chaco, San Francisco de Borja, Quijos, Santa Rosa y cerca de 15.000  indirectos. En el largo plazo, permitirá la instalación de industrias, que impulsen el desarrollo de la zona nororiental de Ecuador.

Coca Codo Sinclair reducirá 3,4 millones de toneladas al año las emisiones de CO2. (I)