El turismo perdió $ 18 millones por la huelga nacional

- 14 de octubre de 2019 - 00:00

Solo en el Centro Histórico de Quito, los daños ascienden a $ 500 mil. La recuperación tardará 90 días. Según datos del Ministerio de Gobierno, 50 mil policías fueron movilizados para resguardar el orden a escala nacional.

Claudia Valencia tiene una tienda hace 18 años, su negocio está ubicado en una zona comercial del norte de Quito y, desde que el paro se inició, sus ganancias han bajado el 40%.

Uno de los principales problemas es la irregularidad de horarios en las oficinas del sector pues, debido a las manifestaciones, desde las 15:00 ya no tiene ventas.

“Yo atiendo desde las 07:30 hasta las 21:00, la gente se va a su casa temprano y todas esas horas son pérdidas económicas”, lamenta.

En una semana normal, sus ventas llegan a cerca de los $ 2.200; sin embargo, entre el 7 y 11 de octubre, apenas vendió $ 900.

Otro de los problemas es el desabastecimiento. La poca gente que llega hasta su negocio busca productos hechos con harina, leche, bebidas como colas, agua embotellada o cerveza.

“Los clientes se llevan cosas para picar y ahora está vacío”, dice Valencia.

En ello concordó Juan Báez, presidente de la Asociación de Mercados y Ferias,  quien explica que el problema principal que afectó económicamente al sector fue la falta de productos que no alcanzan a llegar a tiempo.

Otra complicación fue el incremento de precios y la inseguridad por las protestas.

Báez cuenta que un puesto de su tipo necesita un capital de $ 100 para comprar los productos. Pero, debido al paro, la cantidad de mercancía que normalmente adquiría con este valor bajó en el 50%.

Son alrededor de 56 mercados agrupados en 118 organizaciones. “Somos como 80 mil compañeros comerciantes. Cada uno poniéndole bajito unos $ 100, con eso es posible imaginar los miles de dólares que hemos perdido”, indica Báez.

Con este dato, la cifra de pérdida sumaría aproximadamente $ 8 millones diarios para el sector.

El miércoles 9 de octubre, los comerciantes cerraron sus puertas; no obstante, mercados como el de San Francisco, Central, América y Arenas, en Quito, se vieron obligados a cerrar durante seis días por encontrarse cerca de la zona de huelgas.

Pero también existieron pérdidas para el sector público. Por ejemplo, los daños por la toma de la Asamblea Nacional del pasado 8 de octubre ascienden a $ 10 mil; o las pérdidas en el sector petrolero, que incluyen la escasa venta de combustible y la toma de campos, serían de alrededor de $ 17,9 millones (ver infografía).

José Miranda es propietario hace 23 años de una gasolinera en Guayaquil.

Él cuenta que durante los más de 60 años que lleva en el negocio nunca ha vivido los problemas actuales pues, a pesar de las manifestaciones, deben continuar brindando el servicio, especialmente porque tienen que cubrir costos como el pago de los salarios de sus empleados.

Miranda no posee cifras exactas de la pérdida, pero asegura que los ingresos van de acuerdo al volumen que vende una estación.

“Normalmente es un promedio diario de 6 mil galones, entre diésel, gasolina súper (la que menos se vende) y eco (la que más se expende); con la coyuntura vendemos entre 2 y 4 mil galones por lo que trabajamos en contra. Las gasolineras que están en las áreas rurales, donde no llega el combustible, están ganando cero, no tienen ningún ingreso”, manifiesta.

Pérdidas no económicas
La huelga nacional no solo provocó paralizaciones en el sector económico, también ocasionó lesiones a civiles y autoridades del orden. Datos del Ministerio de Gobierno exponen que, durante las jornadas de protestas, 133 uniformados han resultado heridos durante los enfrentamientos. A escala nacional se ha dispuesto de 50 mil efectivos para precautelar la seguridad ciudadana.

En lo que respecta a las estimaciones de los daños en la capital generados en el espacio público, mobiliario urbano, fachadas en edificios patrimoniales, el Instituto Metropolitano de Patrimonio estima en una primera evaluación un monto de medio millón de dólares.

La Secretaría General de Seguridad y Gobernabilidad del Cabildo, por su parte, reporta una afectación y destrucción de bienes estimados en $ 250 mil. Además, denuncia el robo de vallas de seguridad, roturas en parabrisas de vehículos del Cuerpo de Bomberos y de la institución.

Uno de los daños más graves es la destrucción de la Unidad de Vigilancia 24 de Mayo del cuerpo de Agentes de Control Metropolitano, que fue saqueada e incendiada por manifestantes.

Turismo, afectado en el feriado
La paralización de actividades en el país ha producido afectaciones a sectores generadores de empleo y motores de la economía.

Las actividades vinculadas al turismo se vieron fuertemente afectadas por el paro nacional. Quito es la puerta de entrada para los distintos atractivos turísticos que tiene Ecuador. Hubo turistas que registraron inconvenientes para movilizarse desde y hacia sus destinos, lo que provocó que pierdan sus vuelos o que deban permanecer más tiempo de lo previsto en sus lugares de estancia.

En algunos casos la falta de abastecimiento de víveres para restaurantes y hoteles generó molestias a los turistas, como comenta Raúl García, presidente de la Cámara de Turismo de Pichincha.

“La gente que soñó con sus vacaciones en Ecuador se topó con una mala noticia y ahí está la pérdida principal, y la más preocupante es la imagen del país que se ha deteriorado al relacionarla con ser una nación revoltosa, que no respeta nada ni a nadie”, expresa García.

Él estima que cambiar esto le tomará a Ecuador no menos de seis meses, siempre y cuando el Estado invierta en la promoción del país como destino turístico a escala internacional, algo que, según manifiesta, no se ha realizado hace cuatro años.

“Es posible estimar que, a escala nacional, esta paralización le representa al país una pérdida de alrededor de $ 5 o $ 6 millones diarios; a esto se debe sumar la afectación indirecta que tienen restaurantes y locales que prestan servicios a hoteles. Están cerrados y los turistas no tienen dónde ir a comer”, destaca.

El turismo es el tercer rubro de divisas a la economía nacional. El paro ha provocado que los operadores turísticos empiecen a tener cancelaciones. García pone como ejemplo la cancelación del arribo de dos cruceros con dos mil pasajeros, cada uno tenía como destino el puerto de Manta (Manabí).

Según datos de la aplicación especializada Club Visita, se registraron más de 500 reservas para el feriado del 9 de octubre, trasladado al viernes 11, que fueron canceladas en hoteles, traduciéndose en aproximadamente $ 90 mil de pérdida. 

Pero a esas cifras también se suma la pérdida que han tenido los floricultures que asciende a los $ 20 millones y el comercio al por mayor y menor que suma $ 261 millones diarios.

El sector turístico, según la ministra Rosi Prado, dejó como ganancia $ 1.879 millones al Ecuador solo en 2018 como ingreso de divisas.

El turismo generó, hasta junio de 2019, un total de 512 mil plazas de empleo. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: