El primer barril de petróleo se verá a comienzos de 2016

Plan prevendrá impactos negativos al ambiente (DOCUMENTO Y GALERÍA)

- 23 de mayo de 2014 - 00:00
El grupo Amazonas se instaló en las afueras del Consejo Nacional Electoral (CNE) para apoyar una explotación responsable del Yasuní. Foto: Marco Salgado.

El primer barril de petróleo se verá a comienzos de 2016

El plan del Estudio de Impacto y Plan de Manejo Ambiental del proyecto de desarrollo y producción de los campos Tiputini y Tambococha, en la provincia de Orellana, fue aprobado ayer por el Ministerio del Ambiente (MAE), a través de su titular, Lorena Tapia. El documento dejaría fuera de la extracción petrolera al campo Ishpingo, debido a su categoría de zona intangible.

El campo Tiputini está ubicado fuera de los límites del Parque Nacional Yasuní y Tambococha se encuentra dentro de la reserva.

Para la ejecución de dicho proyecto, el documento concede la licencia ambiental a Petroamazonas EP, que deberá utilizar “procesos y actividades, tecnología y métodos que atenúen y, en la medida de lo posible, prevengan los impactos negativos al ambiente”. Además, realizar constantes monitoreos internos y remitir informes al MAE, ente que ha invertido $ 6 millones dentro del Parque para que justamente sea el área protegida mejor monitoreada del país, que tienda a conservar su biodiversidad y convertirla en modelo óptimo de gestión en el manejo de zonas protegidas. (LEA EL DOCUMENTO DE LICENCIA AMBIENTAL)

En entrevista con GamaTV, Tapia explicó que a partir de la concesión de la licencia, la empresa puede iniciar trabajos de ingeniería civil que corresponden a la apertura de accesos, campamentos e infraestructura, como líneas de flujo y tuberías, lo que tomaría de 4 a 5 meses. “Todo ese transporte de petróleo que va a hacerse no requerirá instalación de infraestructura dentro del bloque 43, porque se va a aprovechar lo que pasa en el 31”.

En el caso de que Petroamazonas necesite extraer cobertura vegetal, previamente deberá presentar y obtener la aprobación del Inventario de Recursos Forestales.

Ante la posibilidad de impacto ambiental, Tapia recalcó que ya se han tomado las medidas pertinentes como el levantamiento de la evaluación ecológica, es decir, aquello que se conoce como línea base: condiciones de la flora y fauna, y en función de esto, poder monitorear la calidad de agua, aire y suelo.

Una de las acciones que se han tomado en ese sentido es habilitar el portal web Yasuní Transparente (yasunitransparente.ambiente.gob.ec), en el que se presentarán los puntos más importantes de la intervención sobre el Parque Nacional Yasuní, así como las condiciones del licenciamiento de los campos Tiputini y Tambococha.

Allí, los ciudadanos tendrán acceso a datos actualizados y validados sobre el trabajo del MAE en esa área protegida, como acciones de control y vigilancia a las actividades hidrocarburíferas, turismo y proyectos de investigación, entre otros.

En este contexto, el grupo Amazonas, que apoya a la iniciativa del colectivo Amazonía Vive, se reunió ayer a las afueras del Consejo Nacional Electoral para apoyar la explotación responsable del Yasuní.

Una de las integrantes, Verónica Juna, de 18 años, consideró que la extracción responsable permitirá el desarrollo del país, pero sobre todo de las comunidades amazónicas, por lo que se mantendrán vigilantes de que se cumpla con la afectación de solo el 1 x 1.000 del Yasuní.

Pamela Falconí, vicepresidenta de la Comisión de Biodiversidad de la Asamblea, indicó que hoy se analizarán los trabajos que se realizarán en los 2 campos, con la presencia de académicos internacionales, para buscar un modelo de explotación horizontal que produciría menos ruido y contaminación ambiental.

Falconí adelantó que, los primeros días de junio, una comisión visitará la zona y dialogará con las comunidades. Esto se hará luego de la consulta que se efectuó en diciembre del año pasado.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: