Otto Sonnenholzner renuncia a la Vicepresidencia de Ecuador

07 de julio de 2020 - 08:29

El vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner, anunció este martes 7 de julio del 2020 su renuncia al cargo que ha venido ejerciendo por 18 meses, para servir al país desde otro ámbito.

"Ecuador necesita nuevas soluciones para afrontar los problemas y por eso hoy puedo tomar esta decisión (...) saldré de aquí con la frente en alto y de la mano de mi esposa, no es una decisión fácil, por eso hoy lo responsable es salir", señaló Sonnenholzner en cadena nacional.

Sonnenholzner explicó que meditó esta difícil decisión desde "hace algún tiempo" y agradeció al presidente de la República, Lenín Moreno, y a la Asamblea Nacional por la confianza depositada en él.

Recordó que hace año y medio decidió aceptar estar al frente de la Vicepresidencia, porque "era necesario apoyar al país en un momento crítico" y  "cuando te llaman para servir a tu nación en momentos difíciles sabes que lo puedes hacer con decencia y compromiso, no te debes negar".

Sonnenholzner relató que desde el primer día en el cargo se propuso pasar el menor tiempo posible en oficina, lo que le ha permitido recorrer el país y tener contacto permanente con la realidad y la gente. "Y eso hemos hecho, resolver problemas, sin importar su tamaño", apuntó.

Mencionó así que la conclusión de la construcción de hospitales, carreteras, escuelas, conseguir el financiamiento para grandes obras de agua potable e infraestructura básica de decenas de ciudades del país e impulsar proyectos de energías renovables, hasta ayudar a alguna madre a la que le retiraron el Bono de Desarrollo Humano.

Sonnenholzner dijo que algunos han querido menospreciar ese esfuerzo tildándolo de campaña política. "Está claro que ellos solo recorren nuestro país y dicen escuchar a la gente cuando quieren los votos y por eso juzgan así". 

Señaló que siempre supo que iba a ser un trabajo difícil y como economista tenía clara la situación en la que se había dejado al país: "sobre endeudado, un hogar en el que el jefe de la familia despilfarra de forma irresponsable y compra una casa lujosa y un carro del año por encima de sus posibilidades de pago".

"Mientras se gastaba ese dinero había una sensación de fiesta y bonanza, que era falsa, insostenible y al amanecer de esa fiesta se termina perdiendo hasta la casa", recalcó Sonnenholzner.

"Así funciona el populismo: pan para hoy, hambre para mañana. El despilfarro, la corrupción y el irrespeto a los recursos públicos socavan la sostenibilidad del Estado y obligan a retrocesos en los avances percibidos, pero que nunca fueron realmente conseguidos", agregó. 

Sonnenholzner recalcó que desde el primer día aplicó medidas pragmáticas de eficiencia y austeridad. Entre los logros mencionó el liderazgo del acuerdo nacional por la educación, la sostenibilidad, la democracia, el emprendimiento, la innovación, el medio ambiente, la economía circular, el desarrollo agrícola, la lucha contra la pobreza rural y contra la corrupción.

Entre las obras pendientes, indicó que queda pendiente entre los más importantes, un acuerdo por la seguridad social que, por su complejidad, obliga mayor participación de los verdaderos dueños del IESS, "nosotros los afiliados".

También se refirió a la lucha contra el covid-19. "Enfrentamos con entereza este enorme desafío, tomamos decisiones
difíciles pero acertadas y oportunas, pensando en salvar la mayor cantidad de vidas posibles".

Otro logro que mencionó es que "conscientes de que en nuestro país, emergencia ha sido sinónimo de corrupción, logramos que por primera vez en nuestra historia las compras públicas en emergencia sean abiertas, esto nos ha permitido conocer y denunciar la corrupción en el sistema de salud".

Sonnenholzner manifestó que no se siente ni nunca se ha sentido un político, "pero sé que nuestro mundo ha cambiado. En esta nueva realidad requerimos formas muy distintas de hacer política a como muchos la entienden hoy. Ecuador necesita nuevas soluciones para afrontar los problemas".

"Por eso hoy, que enfrentamos una situación más estable puedo finalmente tomar esta decisión. Al Presidente de la República siempre le agradeceré su esfuerzo (...) Lo considero una buena persona y he servido a su lado con convicción y lealtad, pero siempre dije que no estoy aquí por el cargo, ni por el sueldo, ni por los honores y que en el momento que sienta que este cargo se convierte en un impedimento para servir y aportar a los temas más relevantes del país, prefiero salir como entré y eso haré mañana, saldré de aquí con la frente en alto y de la mano de mi esposa".

Sobre las próximas elecciones, Sonnenholzner dijo que el mejor servicio que se puede dar hoy a nuestro país es trabajar en la construcción de un camino que nos lleve lejos de la inequidad, el hambre, el desempleo y la corrupción, males que nos han perseguido por demasiado tiempo".

"Debemos enfocarnos en los objetivos comunes renunciando a cualquier interés particular, para lograr un sociedad justa, prospera y equitativa. Haré este esfuerzo desde fuera de la vicepresidencia, así no quedará duda alguna respecto al uso de recursos públicos para esto", subrayó. 

Dijo que está consciente que con esta decisión redoblarán sus ataques. De allí que pidió a los ciudadanos a "no creer tanta mentira orquestada por los que le temen a la juventud, a las nuevas ideas y nuevas personas que quieren sacar a nuestro país adelante, a los que somos independientes y no le debemos nada a nadie". 

Ahora Sonnenholzner deberá oficializar su renuncia ante la Asamblea Nacional. Mientras que el Ejecutivo deberá presentar una terna, de la cual se designará al cuarto vicepresidente dentro de la gestión de Lenín Moreno. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP