El movimiento indígena dejó Quito y el acuerdo se acogió en todo el país

- 15 de octubre de 2019 - 00:00
Indígenas de las comunidades de Cotopaxi retornaron a sus provincias en horas de la mañana. En el transcurso de la tarde más personas abordaron buses y camiones para viajar a sus hogares.
Foto: Carina Acosta / El Telégrafo

Los manifestantes abandonaron el Ágora de la Casa de la Cultura y las universidades Católica y Salesiana, las cuales durante 12 días fueron su refugio. Hasta el mediodía de este lunes 14 de octubre de 2019 el 100% de las vías del país se encontraba habilitado.

El viaje de retorno de los indígenas a sus comunidades fue con alegría. En camiones, buses y volquetas dejaban el centro de Quito hacia Cotopaxi, Chimborazo, Bolívar, Imbabura, Cayambe y las provincias amazónicas, desde donde llegaron para protestar por la liberación de los precios del combustible.

El viaje arrancó apenas conocieron que el presidente Lenín Moreno acogió su propuesta. En los alrededores del Ágora de la Casa de la Cultura, donde permanecieron por 12 días, hubo fiesta.

Al día siguiente más manifestantes recogían sus pertenencias. Enrollaban sus colchones, en sus chalinas guardaban la ropa de sus hijos y en cajas colocaban pan, agua y latas de atún para “comer en el camino”, decían.

“Regresamos a sembrar nuestra tierra, a ver cómo siguen nuestros animalitos, a abrazar a nuestras madres e hijos”, comentó Umberto Chiluisa, de la comunidad de Zumbahua, en Cotopaxi.

Mientras empacaban sus cosas también limpiaron el Ágora de la Casa de Cultura, que se convirtió en el escenario de sus asambleas y su refugio para descansar de las protestas y dormir.

Al terminar la limpieza, en grupos de hasta 30 personas se dirigieron a la intersección de las calles Patria y 12 de Octubre para tomar el transporte que los llevaría a casa.

Con tristeza Dioselina Quilumba, del Cotopaxi, se despedía de Marco, su esposo. Ella junto con sus dos hijos, de siete y dos años, regresaban a su comunidad. Él la abrazaba y le decía que pronto se verían y que cuidara su tierra. Jesús migró hace dos años, vive en Quito y trabaja como albañil. Desde entonces visita a su familia.

Cuando el camión arrancaba, gritos a favor de su movilización eran coreados por las personas que acudieron a limpiar los alrededores de la Casa de la Cultura, que fue el epicentro de la protesta.

Los indígenas respondían flameando el tricolor nacional y gritando las consignas que les trajeron a la capital. Lo mismo ocurrió en las universidades Salesiana y Católica, cercanas a la Casa de la Cultura y que recibieron a los niños y las mujeres de las comunidades indígenas.

En el patio central de la Católica se organizó una ronda de música y danza para amenizar la despedida. Los danzantes giraban alrededor de una ofrenda de maíz y frutas. Mientras esto ocurría moradores de Cayambe hacían fila junto a un bus que pronto saldría a Cangahua, ubicada en el norte de Pichincha.

“Llevaremos las noticias a la comunidad; tienen que saber que nuestra lucha valió la pena”, señaló Jacinto Angamarca, de Cayambe.

El dirigente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Leonidas Iza, anunció que las mesas de diálogo con el Gobierno continuarán. Además, prevé reunirse con las autoridades de la Fiscalía General del Estado para conocer la situación legal de los indígenas detenidos en las manifestaciones. Él pidió que no se criminalizara a los integrantes de las comunidades.

indígenasEn el coliseo de la Universidad Católica ya muy pocas cosas quedaban por recoger; en fundas y cartones empacaban sus pertenencias. Foto: Carina Acosta / El Telégrafo

En el país se acogió el diálogo

En el resto del país los indígenas también volvieron a sus comunidades. Desde la madrugada, ellos junto con los trabajadores del Ministerio de Obras Públicas y de varias prefecturas despejaron las carreteras que fueron obstaculizadas durante la movilización indígena.

Así ocurrió, por ejemplo, en el límite entre Tungurahua y Pastaza, donde equipo caminero retiraba la tierra y piedras. Mientras que los comuneros ayudaban a limpiar cualquier obstáculo. Luego del mediodía, el 100% de las vías del país fueron habilitadas.

El ministro de Transporte y Obras Públicas, Gabriel Martínez, agradeció el trabajo de los equipos del Ministerio que trabajaron desde la noche. Estas acciones, escribió el Ministro en su cuenta de Twitter, servirán para “retomar las actividades productivas que impulsan el desarrollo del país”.

Los indígenas también abandonaron las gobernaciones que fueron tomadas durante las protestas. Entre ellas, las de Tungurahua, Chimborazo, Bolívar, Napo, Pastaza y Morona Santiago.

Para las próximas horas está previsto que se realice un balance general de los daños dejados a esas dependencias durante las violentas manifestantes. También se hará un reportes de las instalaciones, vehículos y bienes de la Policía y de las FF. AA. (I)

Datos
Toque de queda finalizó
El jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, Roque Moreira, informó que terminó el toque de queda y el estado de excepción en el Ecuador. Los ciudadanos podrán movilizarse con libertad en todo el país.

8 mil organizaciones de base conforman el movimiento indígena, las mismas que son integradas por unas 15 mil personas en total.

La Asamblea sesionará
El presidente del Legislativo, César Litardo, convocó a una sesión plenaria para mañana. En el orden del día está previsto debatir y emitir una resolución por la crisis que vivió el país.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: