Más de 200 mítines se organizaron para la reelección de Rafael Correa

- 11 de mayo de 2019 - 00:00
El expresidente Rafael Correa aseguró que medio millón de personas participaron en sus mítines en el 2013.
Foto: Archivo / El Telégrafo

La liquidación de la campaña de 2013 no reportó en detalle los gastos en encuestas, organización de eventos ni pagos de movilización. Siete personajes fueron clave para llevar otra vez al ex-Mandatario a Carondelet.

La alegría de Rafael Correa en el Enlace Ciudadano 310 estaba condimentada con una alta dosis de arrogancia. “Les dimos 5 a 0”, decía emocionado a los vecinos de Naranjal que lo acompañaban.   

Una semana antes en las urnas se ratificó su reelección y la consecución de una mayoría absoluta en la Asamblea con 100 legisladores.

Para Correa fue la mejor campaña de la historia, la sincronizada y unida. Ahora la organización y el financiamiento de esa contienda están en la mira de la Fiscalía y del Consejo Nacional Electoral.

La primera busca descubrir los supuestos aportes prohibidos de empresas extranjeras y nacionales para esa reelección. Según la denuncia del portal periodístico1000 hojas, ese dinero, más de $ 11 millones, fue escondido en una trama conocida como “Arroz Verde”.

Esta denuncia aseguró que ese dinero no solo fue utilizado para la reelección presidencial, sino también para los candidatos para las seccionales un año después.

En cambio el Consejo Electoral quiere conocer si existieron gastos no reportados por el exsecretario ejecutivo de Alianza PAIS, Galo Mora, y por la responsable del manejo económico, Paulina Proaño.

La primera hipótesis es que sí hay vacíos en ese reporte. Según Enrique Pita, vicepresidente del organismo electoral, lo declarado no respondería a los gastos. Por ejemplo, según el propio Rafael Correa, para analizar el escenario electoral se contrataron tres encuestas distintas. Y él estaba contento con los resultados para su triunfo y la victoria de los asambleístas de PAIS.  

En el año 2013, un sondeo respecto de las preferencias de voto costaba como referencia $ 4.000 por distrito electoral, recordó Blasco Peñaherrera de Market.

En el país existen 34 distritos electorales. Es decir un sondeo nacional llegaba a costar $ 136.000. Según la temperatura política, esa encuesta podía cumplirse cada semana, disparando los montos destinados a este recurso electoral.

En 2013, si las organizaciones políticas contrataban tres encuestas durante la campaña debieron invertir alrededor de $400.000.

La organización de mítines también es costosa. Un experto que trabajó en la campaña presidencial de Guillermo Lasso y en la última contienda electoral para la Prefectura de Manabí explicó que se destinan alrededor de $ 20.000 por evento.

Correa, en su Enlace Ciudadano, aseveró que organizaron más de 200 mítines en los 41 días de campaña.  

Todos estos gastos están libres de los spots de tv, otro rubro que aumenta la cuenta de gastos: la propaganda del ex-Mandatario recorriendo en bicicleta el país, con locaciones en las tres regiones y tomas aéreas. Incluso, el propio Correa confesó que se contrató un doble suyo para que lo reemplazara en las tomas que no pudo grabar.

Para esa campaña, Alianza PAIS también contrató un equipo de seguridad, que siguió al ex-Primer Mandatario por todo el país. Estos guardaespaldas privados cumplían la misma jornada del exjefe de Estado en los 200 mítines que se prepararon para su victoria en las urnas.   

En su liquidación de gastos por el binomio presidencial, Alianza PAIS declaró que gastó $ 1,1 millones; más de $ 500.000 menos del tope de gasto permitido por el Consejo Electoral. Ahora esta cifra se encuentra en entredicho y sus archivos serán abiertos. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: