Los GAD suman 123 informes penales

- 14 de septiembre de 2019 - 00:00
Foto: Archivo / El Telégrafo

Expertos señalan que actos de corrupción empañan la obra pública.

El manejo de recursos, personal y contratación de obras públicas en alcaldías, prefecturas y juntas parroquiales del país está en la “retina” de la Contraloría. Ese organismo de control, desde el 2017 hasta agosto de este año 2019 aprobó 1.831 informes sobre esos temas.

De ese total, la entidad emitió 123 informes con indicios de responsabilidad penal a administraciones locales. Pero no precisó qué tipo de anomalías se cometieron en los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD). Al momento, el organismo de control realiza 538 exámenes especiales.

Sin embargo, la investigación de la académica Gloria Ardaya: “Corrupción e impunidad en el Ecuador en la década perdida”, señala que detectó 17 formas de corrupción en los GAD.

Entre ellas tráfico de influencias, sobreprecios, uso y mal uso de bienes públicos, nepotismo, exceso de personal, duplicación de servicios públicos destinados a un mismo público, construcción de infraestructura.

Mauricio Alarcón, director de la Fundación Ciudadanía y Desarrollo, dijo que todos los niveles de gobierno en el país tienen grados de corrupción.

No necesariamente corrupción es el robo de recursos públicos -explicó-, es también cuando una autoridad cobra sin trabajar o que sus parientes sean parte de la nómina de empleados o que haya un pago de favores.

Por ejemplo, un informe del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) de 2015 señala que hay indicios de responsabilidad penal contra el exalcalde del cantón Balzar, Cirilo González, por una presunta contratación de familiares.

Y la última denuncia fue realizada en Fiscalía por el prefecto Carlos Luis Morales, quien tiene la presunción de que la anterior administración, de Jimmy Jairala, habría incurrido en irregularidades en el contrato del dragado del río Guayas.

Para Alarcón el área con un alto grado de corrupción está relacionada con la obra pública. “Es ahí donde tenemos que estar más atentos, pues existen sobreprecios, adjudicaciones irregulares, mal uso de recursos, entre otros”.

Así mismo, dijo que otras formas de corrupción más visibles son el nepotismo, o la contratación de personal innecesario, o el conocido piponazgo, que surge entre aquellas personas que cobran salarios sin trabajar.

Transparencia

Los gobiernos locales administran $ 3.000 millones anuales. Ese monto es invertido en las necesidades de los territorios en obra pública, social, cultural y servicios.

Raúl Delgado, presidente de la Asociación de Municipalidades Ecuatorianas, comentó que los GAD deben transparentar los procesos de contratación pública.

Durante esta semana, los gobiernos seccionales firmaron un convenio de transparencia con cuatro secretarías de Estado y con organizaciones de la sociedad civil. ¿Cuál es el objetivo? Prevenir actos de corrupción e impulsar la participación ciudadana en el control social de estos gobiernos locales. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: