Guayas matiza la jornada electoral con largas filas

- 25 de marzo de 2019 - 00:00
Desde tempranas horas se evidenciaron largas filas en los exteriores de las mesas electorales. Los sufragantes se tomaron más tiempo del previsto para decidir su voto por el gran número de candidatos para cada una de las dignidades.
Foto: Miguel Castro / EL TELÉGRAFO

El proceso de votación en Guayaquil se desarrolló con “leves retrasos“ en la instalación de las mesas de los recintos electorales, los incidentes no pasaron a mayores.

 Guayas cuenta con 3’182.028 electores y el 64% de ellos está en Guayaquil: 2’021.586 sufragantes.

La inauguración del proceso se dio a las 06:30 de ayer en la delegación provincial del Consejo Nacional Electoral (CNE), en la que participaron autoridades como el gobernador de la provincia, Raúl Ledesma Huerta.

Las juntas receptoras del voto (JRV) se instalaron con normalidad  y algunas de ellas registraron “leves retrasos”.

De acuerdo al director provincial del CNE, John Gamboa, sin precisar cifras, señaló la existencia de “conatos de incidentes por diferencias políticas que no pasaron a mayores”.

A diferencia de sufragios anteriores, el cielo nublado   acompañó a los electores que estaban preparados con gorras, gafas, ropa cómoda y zapatos deportivos, como para un día soleado y lleno de humedad.

En el norte de la ciudad, en  el colegio Ismael Pérez Pazmiño, los votantes buscaban su mesa con cuidado para no caer en los pasillos encharcados debido a las filtraciones de agua que se deslizaban por las escaleras y plantas altas de la institución.

Ya en las puertas de cada curso se escuchaban los murmullos de quienes se hacían “amigos” mientras esperaban su turno para votar.

“Al fin terminé con mi examen de grado”, dijo Laura Sánchez: se demoró 8 minutos, pese a que ya tenía claro por quién votar. “Es que tenía que ver bien los nombres y rostros en las papeletas”, comentó mientras recibía su certificado de votación y la cédula.

Entre los asistentes se notaba cómo revisaban sus “pollas” para no olvidar qué casillero tenían que marcar.

“Es que hay tantos candidatos que me puedo confundir y regalar mi voto”, expresó Maritza Suárez, durante la espera de su turno para sufragar.

Conforme pasaron las horas, se incrementó el tráfico vehicular, especialmente en la avenida Delta, a la altura de la Universidad de Guayaquil, considerada el recinto más grande de la ciudad.

La Policía Nacional destinó 3.417 uniformados de los 8.000 que operan en la Zona 8 para asistir al CNE.

De estos, 752 fueron recolectores de actas escrutadas y 980 acudieron a la delegación provincial para evitar la alteración del orden público en las inmediaciones del CNE provincial, en la que se puso un vallado para evitar la circulación de vehículos y peatones.

Adicionalmente, personal de la Autoridad de Tránsito Municipal ayudó a los conductores para el uso de vías alternas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: