Elecciones 2021

Geovanni Atarihuana: “Los asambleístas deben ganar lo mismo que un maestro”

Desde la Asamblea Nacional, el dirigente social planteará la reducción del IVA en dos puntos.
11 de enero de 2021 00:00

AtarihuanaAsambleista


Geovanni Javier Atarihuana Ayala, candidato a asambleísta nacional por la Lista 2 (Unidad Popular), inició su carrera política muy joven, tanto así que se convirtió en el 2002, en vicepresidente del desaparecido Tribunal Supremo Electoral (TSE), en ese entonces como militante del Movimiento Popular Democrático (MPD).

Su fervor por la política se puede decir que la heredó de sus padres, quienes fueron dirigentes universitarios. En su etapa de colegial formó parte de Juventud Revolucionaria del Ecuador (JRE), pero dio un salto al convertirse en presidente nacional de la Federación de Estudiantes Secundarios (FESE). Después militó en el Frente Revolucionario de Izquierda Universitaria (FRIU) como secretario.

Un año más tarde, en 1995, se convirtió en presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEUE). Dentro del partido que lo cobijó por años, el MPD, ocupó varios cargos, hasta que este perdió la personería jurídica en 2014, desde entonces es director nacional de Unidad Popular.

Propuestas de ley

El trabajo que desarrollará desde la Asamblea Nacional -si alcanza los votos en las elecciones generales del 7 de febrero- se basará en cuatro ejes: La reactivación productiva y, en ese contexto, propone reformar la Ley de Fomento Productivo para entregar crédito barato y dar un lapso a los sectores de la pequeña y mediana empresa, a lo sectores campesinos, agropecuarios, a los pequeños comerciantes, al sector turístico.

“En ese plano proponemos bajar el IVA en dos puntos para reactivar la economía, son $ 800 millones que van a la economía real (…) eso es reactivación productiva”.

Otro eje que propone desde el Legislativo es trabajar para bajar las tasas de interés, lo que “implica fortalecer la banca pública, no permitir la privatización del Banco del Pacífico, tener un banco rentable, y sobre todo una reforma a la ley del Biess, para que el mayor banco nacional entre a competir, para que la banca privada tenga competencia y baje las tasas”.

El tercer eje se enfoca en la educación, con nuevas leyes de educación intercultural y educación superior; reabrir las escuelas cerradas, dotar de internet gratuito a estudiantes y maestros, garantizar salarios justos y a tiempo en el magisterio.

“No más acoso laboral y algo que es muy importante: asegurar el nombramiento definitivo a 40 mil maestros y maestras que hoy tienen contrato ocasional, eso es casi un tercio del magisterio que está precarizado, eso debe cambiar en la ley”.

Asimismo, plantea una reforma al bachillerato unificado, programa educativo para prevenir el embarazo adolescente y la violencia sexual en el sistema educativo.

En el caso de las universidades, el libre ingreso, lo que implica terminar el examen de la Senescyt, el examen estandarizado, pero al mismo tiempo asegurar el presupuesto para que aumenten los cupos, la oferta académica, nuevas carreras; universidades en Santo Domingo, en el sur de Quito, extensiones en otros lados, “eso implica asegurar el presupuesto. Eso es educación”.

El cuarto eje prioriza el combate a la corrupción. “Nosotros decimos que debe haber endurecimiento de las penas para quienes desfalcan los fondos públicos, 30 años de prisión a quien le roba al pueblo. Vamos a garantizar que haya una Ley de Extinción de Dominio, para comenzar a recuperar lo robado, porque hasta ahora está en el limbo”.

Atarihuana enfatiza que van a fiscalizar el dinero de los hospitales, del IESS, porque “entendemos que en estos 15 años ha habido un desfalco de los fondos de los afiliados; (trabajar) en una nueva ley de seguridad social”.
Plantea, además, una fiscalización para que el Servicio de Rentas Internas (SRI) cobre a los grandes evasores, “son $ 7.000 millones que no cobran de Impuesto a la Renta”.

En ese contexto, dice que al país le ahorrarán $ 3.000 millones, pues no habrá sobreprecio de la obra pública, “ahí está la plata para financiar educación, salud y producción”.

Gobernabilidad

El candidato a asambleísta está seguro de que “el pueblo va a votar por el pueblo y Yaku (Pérez) será el Presidente de la República. Como Lista 2 (Unidad Popular) nos corresponde ser parte del equipo de las leyes y las reformas para que Yaku cumpla su plan de gobierno”.

Eso implica -dice- que hagamos una legislación junto al pueblo, en cada ley, en cada acto, debe tomarse en cuenta la opinión, la propuesta, la participación de los involucrados, eso garantiza que las leyes sean de cara al pueblo no a sus espaldas, en función de los intereses de la mayoría y no de grupos privilegiados, esa es la mejor forma de garantizar gobernabilidad.

Geovanni Atarihuana (centro) en uno de los recorridos junto al candidato presidencial Yaku Pérez (der.) Foto: Cortesía

“Nuestras propuestas son sensatas y en beneficio de las mayorías. Cuando planteemos bajas tasas de interés reformando la Ley de Régimen Monetario, seguramente se opondrán quienes están vinculados a los banqueros, pero la mayoría tendrá que pronunciarse para tener una nueva ley que garantice educación y salud, el presupuesto suficiente. Tendrá que haber un debate y entendemos que públicamente habrá quienes se opongan, pero en eso la mayoría estará de acuerdo”.

Está además el tema de unidad nacional como la lucha anticorrupción, defender la vida de las mujeres de la violencia…

Grupos o tendencias políticas para colegislar

El candidato a asambleísta piensa que la mejor manera de colegislar es con el pueblo, con las organizaciones sociales, “ahí radica la soberanía, nuestra lista, por ejemplo, es fruto de la alianza de 150 organizaciones a nivel nacional de distintos ámbitos, pequeños comerciantes, pequeños empresarios, profesionales honestos, maestros, jóvenes, mujeres, tenemos que legislar con el pueblo y obviamente con sectores de la tendencia como Pachakutik, con los sectores honestos y democráticos que se sumen a las propuestas, creo que habrá posibilidades de salir adelante”.

Esta consciente que habrá sectores políticos que defiendan privilegios, pero “nosotros defendemos derechos, ahí habrá debate, habrá discusión, pero finalmente pensamos que habrá una mayoría a favor del pueblo”.

Enmienda a la Constitución para disminuir el número de asambleístas

Atarihuana afirma que el tema no es solo de cantidad sino de calidad, que se puede discutir y entrar a debate nacional, pero reitera que es un tema de calidad, “porque puede ser 30 o 60, pero si la mayoría son corruptos, vinculados a intereses de los sectores privilegiados, no habrá cambiado nada. El tema es tener gente honesta, capaz y comprometida con los intereses mayoritarios del pueblo ecuatoriano”.

Destaca que desde el primer día que llegue al Legislativo, lo que se planteará y -que no requiere reforma legal sino voluntad política- es que “si los asambleístas somos servidores públicos, nuestra labor es importante, pero es tan importante como la de los maestros ecuatorianos, por eso nosotros decimos que los legisladores no deben ganar $ 5.400, debe haber equidad, porque estamos en crisis, no pueden haber latisueldos. Nosotros plantearemos que los asambleístas tengan el sueldo equivalente a lo que gana un maestro ecuatoriano”.

Una Constituyente para reformar la Constitución

“El país está en terapia intensiva, la prioridad en estos dos años será salvar la vida, trabajar en el tema del covid-19, la vacunación, reactivar la economía, invertir en educación, salir de terapia intensiva, esa es la prioridad número uno, los cambios legales, la fiscalización…”.

Resalta que habrá tiempo una vez que el paciente (el país) esté estable, para discutir algunos cambios que son necesarios sobre todo en el tema político, pero primero es lo primero, salir de esta terapia intensiva.

Desempleo

Para el Director de Unidad Popular, el desempleo tiene que ubicarse en función de que el nuevo Gobierno, a través de incentivos, de fortalecer la banca pública apoye a la pequeña y mediana empresa, a los emprendimientos, al sector turístico, a los agricultores, a los ganaderos, con proyectos y con fondos a largo plazo y bajos intereses.

“Por supuesto, queremos empleos dignos con salarios justos y con estabilidad, no queremos más despidos; nosotros somos partidarios de un nuevo Código de Trabajo, que incluya al sector público y privado para que no haya despidos sin liquidaciones como planteó la Ley Humanitaria, para que paren los despidos en el sector público. Creemos que en medio de esta crisis económica, echar a la calle a cientos de miles de servidores lo que hace es agravar la crisis”.

Añade que desde su curul planteará bajar el IVA el 2% para recuperar la economía, el consumo de las familias e inyectar a la economía real $ 800 millones. (I)

Las más leídas