Jóvenes demandan espacios verdes en las ciudades

Estudiantes y docentes de Guayaquil participaron en socialización del tema

- 29 de febrero de 2016 - 00:00
Foto: Miguel Castro / El Telégrafo

La necesidad de regulaciones claras que controlen la venta de animales domésticos, así como el incremento de espacios verdes en las ciudades, fueron los principales requerimientos de los jóvenes y ciudadanos que participaron en la socialización del proyecto, el pasado viernes en Guayaquil.

El auditorio de la Corporación Financiera Nacional (CFN) fue el sitio donde estudiantes, docentes y expertos en temas ambientales conocieron los alcances del proyecto de código orgánico, que se encuentra en la etapa de consulta prelegislativa. Los asambleístas Carlos Viteri, Marcela Aguiñaga y Hólger Chávez asistieron al debate ciudadano.

Para Andrés Santos, presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE) de Guayaquil, este evento adquiere suma importancia, porque los estudiantes, como entes participativos, “debemos enterarnos de lo que hace el legislativo por la sociedad. Los estudiantes de las facultades de Ciencias Naturales y de Ciencias Médicas hemos venido para enterarnos de las reformas y para replicarlas en toda la universidad.

Consideró que una de las propuestas de este sector es que se tome en cuenta sus criterios como estudiantes, sobre todo porque “vemos cómo el Municipio está talando árboles, lo cual no es beneficioso para el medioambiente”.

Incluso consideró que si la autoridad local continúa con estas acciones para emprender alguna obra, al menos debe consultar con la comunidad y la ciudadanía en general.

El asambleísta Hólger Chávez consideró que antes los proyectos de ley se debatían a puerta cerrada en el legislativo, pero ahora se suma la ciudadanía en la discusión de estos temas que los involucran directamente.

A su criterio, es importante recabar criterios y opiniones ciudadanas para enriquecer el código, especialmente porque se trata de una normativa que busca proteger la tierra, más aún cuando la Constitución define a la naturaleza como un sujeto de derecho.

La asambleísta Marcela Aguiñaga dijo que se está llevando la discusión a la academia y sectores ambientales, porque hay preocupaciones de jóvenes que demandan más espacios verdes en las ciudades y que exigen que haya regulaciones para el bienestar animal, que se controle los espacios donde se venden animales y que exista una autoridad que esté a cargo de velar por los animales que deambulan por las ciudades. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: