El Gobierno suma al diálogo a bases de la Conaie

Los funcionarios de gobierno se reunieron antes de Navidad con las bases de esta rama de la Conaie en la Costa.
29 de diciembre de 2015 00:00

El gobierno mantiene un diálogo con las diferentes bases de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie). Una de estas jornadas se realizó el 23 de diciembre pasado con la Confederación de Nacionalidades y Pueblos Indígenas de la Costa Ecuatoriana (Conaice), que agrupa a las nacionalidades Tsáchila, Manta, Huancavilca, Chachi, Épera y Awa. El coletivo es filial de la Conaie.

El objetivo es emitir respuestas oportunas en temas como salud, educación, agricultura y políticas públicas. Así lo aseguró Gilberto Talahua, subsecretario de Diálogo Social, una oficina de la Secretaría Nacional de Gestión de la Política.

El Ejecutivo también persigue canales abiertos con la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía (Confeniae). Talahua afirmó que en todo el país el acercamiento se realiza desde febrero de 2015.

También existen diálogos con organizaciones de segundo grado de la Sierra y las  federaciones provinciales de Chimborazo, Cotopaxi, Tungurahua, Bolívar, Cañar. “El tema es que la gente está pidiendo que los proyectos y los beneficios se den en cada territorio y otros ya se han concretado, lo que ayuda al diálogo”, agregó.

Para Talahua, la dirigencia no está sintonizada con las bases y las necesidades de las comunidades. “Mucha gente no está de acuerdo en que los líderes tenga relación o contacto con la derecha”, recalcó.

Uno de los ejemplos de los acuerdos alcanzados es que la segunda semana de enero se realizará una reunión entre las autoridades del Ministerio de Agricultura para definir la legalización de tierras comunales de la nacionalidad Tsáchila. Este fue uno de los temas que se discutieron en la reunión efectuada en las vísperas de Navidad.

En la cita de enero jugará un rol importante el Viceministerio de Desarrollo Rural del Magap. A eso se añade que el segundo y definitivo debate de la Ley de Tierras se retomará también en enero.

Según Talahua, uno de los problemas que preocupa a las bases es que la Conaie no tiene una agenda para los pueblos y nacionalidades. Eso es una gran dificultad porque cada comunidad tiene sus propias particularidades.

Talahua resaltó que en las reuniones se analizan las diferentes temáticas en salud, educación, políticas públicas, entre otras. (I)