Ecuador fija todas sus fronteras terrestres y marítimas

21 de abril 13:24

Autoridades de Ecuador y de Costa Rica suscribieron este lunes el Convenio de Delimitación Marítima en el océano Pacífico, con lo que se concluye el proceso iniciado en 1978 para establecer los límites marítimos de ambos países.

El acuerdo establece los límites de los espacios adyacentes a partir de las islas ecuatorianas Galápagos y la costarricense Isla del Coco.

"Con este acto se cierra un ciclo y se abre una nueva etapa", señaló el ministro de Relaciones Exteriores de Costa Rica, Enrique Castillo, quien subrayó que este acto sienta las bases para "una nueva era de más alta cooperación marítima de mutuo interés".

De su lado, el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, resaltó que se "marca un hecho histórico en la estrecha y fraterna relación entre Ecuador y Costa Rica".

El funcionario subrayó que con la firma de este convenio, Ecuador "finalmente habrá concluido con sus países vecinos la demarcación de sus fronteras terrestres y marítimas, un proceso que no ha estado exento de conflictos, dificultades y frustraciones, y que felizmente termina ahora con fronteras claras, incuestionables y acordes con el derecho internacional".

"Dichas fronteras, lejos de ser líneas de separación se convertirán en puntos de unión y convergencia e integración de pueblos hermanos", acotó.

La conclusión de este proceso "constituye un valioso ejemplo de entendimiento entre nuestros países y sin duda el inicio de una etapa más profunda de cooperación", reiteró Patiño, quien agradeció el compromiso y voluntad de los miembros de los equipos técnicos. 

El ministro ecuatoriano anotó que los espacios marítimos de ambas naciones "encierran una enorme riqueza biológica y mineral que poco conocemos y que constituye una reserva para las futuras generaciones".

De su lado, el presidente (e) de la República, Jorge Glas, destacó que este acto fortalece la integración regional y apuntó que "uno de los principales problemas de la geopolítica actual radica en la falta de claridad en los límites de las fronteras marítimas".

Antecedentes

Desde 1978 los Gobiernos de Ecuador y Costa Rica mantuvieron una serie de conversaciones con el objetivo de lograr un acuerdo que permita la delimitación de los espacios adyacentes a partir de las Islas Galápagos, en Ecuador, y la Isla del Coco, en Costa Rica, y definir así por completo los límites marítimos entre ambos países.

El 12 de marzo de 1985, en Quito, se suscribió el convenio de Delimitación de Áreas Marinas y Submarinas que fue aprobado por el Congreso Nacional en 1995. No obstante, en el caso de Costa Rica no se pudo concluir el proceso de aprobación legislativa, dado que algunos de los términos contenidos en el Convenio no eran concordantes con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (Convemar).

Posteriormente, considerando que Ecuador estaba en proceso final de adhesión a la Convemar, se efectuó una reunión de las delegaciones de ambos países sobre temas de delimitación marítima y plataforma continental, celebrada en San José de Costa Rica, el 3 de febrero de 2012.

En esta reunión se logró un compromiso inicial para promover un proyecto de nuevo convenio, basado en el Convenio del 12 de marzo de 1985, pero que fuera consecuente con los términos establecidos en la Convemar.

Durante la Reunión Binacional Ecuador-Costa Rica, celebrada el 1 de marzo de 2013 en la ciudad de San José, los cancilleres acordaron que la Comisión Técnica Binacional se desplace hasta las Islas Galápagos y del Coco para realizar un trabajo de campo tendiente a la concreción de la delimitación marítima.

En la Primera Reunión del Mecanismo de Consultas Bilaterales, el 23 de enero de 2014, los cancilleres acordaron realizar todos los esfuerzos para concretar la suscripción del Convenio en el primer cuatrimestre de 2014.

Es así que el 5 de marzo de 2014 en Guayaquil se realizó la I Reunión Técnica Binacional del año 2014 y los días 17 y 18 de marzo se lleva a cabo la II Reunión en San José de Costa Rica en la que se lograron acuerdos sobre la ubicación del punto de base establecido en la Isla Darwin y se precisó el modelo geodésico para la definición del límite marítimo Costa Rica-Ecuador.

Durante la tercera reunión realizada en Salinas del 7 al 11 de abril, se culminaron las negociaciones y trabajos técnicos que permitieron hoy en Quito la firma del acuerdo.