Punto de vista

‘Yes we can’ derrocar a Correa

09 de mayo de 2015 - 00:00

Punto de vista

‘Cuando el río suena, piedras trae’ dice el dicho popular. En las últimas semanas varios investigadores de Nuestra América, así como programas y publicaciones en  Ecuador han advertido sobre la fuerte injerencia que están desplegando los organismos especiales de EE.UU. para desestabilizar al gobierno de Correa.

Todos coincidimos en que no existe el contexto político para un golpe de Estado; sin embargo, se pretende generar escenarios negativos hacia la figura del Presidente; emplear de manera permanente la ya conocida táctica de ‘calentamiento de calle’ con el propósito de crear situaciones de ingobernabilidad; usar el viejo truco de supuestas violaciones a los derechos humanos y a la libertad de expresión y de prensa (recordemos el reciente informe de Freedom House); y provocar respuestas gubernamentales que permitan victimizar a personajes de la oposición, aunque en ocasiones se aprovechan de errores de gestión política o reacciones innecesarias del presidente Correa para en una lógica de acumulación constante, construir el mejor entorno, y proporcionar las mejores condiciones posibles a la oposición vendepatria en las elecciones de 2017, o con suerte provocar un cambio de régimen.  

Philip Agee nos dio a conocer la metodología que suele usar la CIA en sus operaciones encubiertas. Esto en esencia no ha cambiado, lo que ha mejorado es la tecnología, naturalmente. Aspectos clave de sus métodos son emplear a periodistas mercenarios; reclutar a todo tipo de personas que abracen los intereses del Imperio, especialmente a políticos y funcionarios vinculados a los organismos de seguridad del Estado; y, especialmente, busca infiltrar al más alto nivel posible los gobiernos y las organizaciones políticas a las cuales intentar destruir, debilitar o desviar su cauce. En este caso, lo que importa no es la cantidad sino la calidad del nivel de infiltración, un topo bien ubicado vale su peso en oro. ¿Nos preguntamos cuánto de esto lo han logrado?

Agee también nos enseñó que por lo general, los agentes de los organismos especiales de EE.UU. se protegen bajo el paraguas diplomático en sus embajadas. O usan ‘tapaderas’ de toda clase, ONG, empresas, instituciones, etc.

Con este artículo queremos articular y difundir determinada información encontrada en internet. En particular queremos recalcar que los organismos especiales de EE.UU. no descansan en su intención de desestabilizar a los gobiernos progresistas de América, desacreditar a sus líderes y apoyar con todos los medios a su alcance a esa oposición que no es democrática, sino subversiva y antinacional.

La periodista Martha Lidia Ferreira en su blog nos da a conocer varios nombres de funcionarios que estarían involucrados en acciones subversivas y atentatorias a la soberanía democrática de nuestro país. A los organismos de seguridad del Estado ecuatoriano les corresponde investigar qué hicieron o qué hacen -si todavía tienen alguna actividad en Ecuador-, las personas que serán mencionadas. Los ciudadanos necesitamos respuestas.

Entre los aludidos encontramos a Albert Daniel Hernández, que cuando fue miembro de su embajada en Brasil, se dedicó a reclutar a militares en servicio pasivo. ¿Hace o hizo lo mismo en Ecuador? Este personaje junto con William James Mozdzierz, que de acuerdo al buscador Google, figura como importador/exportador en Ecuador, son denunciados por la revista alemana GEHEIM, especializada en temas de inteligencia, como oficiales de la CIA. Estos agentes, de acuerdo a Ferreira, estarían apoyando al partido del banquero Guillermo Lasso, denominado CREO.

Junto a ellos, nos indica Ferreira, actuó en su momento David Erik Lindwall, (que cumplió funciones consulares en Guayaquil y hoy se encuentra en Afganistán) y Tyler Kendall Sparks, muy conocido en Nicaragua por sus esfuerzos por dividir al FSLN y evitar la reelección de Daniel Ortega. También se menciona a César Montúfar, principal del Movimiento Concertación, como uno de los ‘contactados’ por la embajada.

Recordemos que este movimiento político apoyó a Mauricio Rodas en las elecciones de 2014. ‘Líder’ surgido de las camadas de organizaciones estadounidenses tipo National Democratic Institute (NDI) o National Endowmwnt Democracy (NED),  que sin rubor declaran en sus páginas web que promueven el surgimiento de líderes para fortalecer la democracia en nuestra región, lo que quiere decir, en realidad, promover y proteger sus intereses imperiales.

Ferreira señala que el personal de la CIA en Ecuador se duplicó a partir de los años 2012 y 2013. El gobierno de Correa expulsó en su momento a los conocidos agentes Mark Sullivan y Armando Astorga. También exigió la disminución del funesto y ‘célebre’ Grupo Militar. Sin embargo, todo esto es insuficiente, en la embajada estadounidense hay demasiado personal. Nos preguntamos qué hace tanto supuesto diplomático en Ecuador.

Preocupa que en la cuenta de twitter @agentejoe_usa, de Joseph Humire, al parecer, otro agente de la CIA, se agreda abiertamente al presidente Correa. Sobre este personaje se habla ampliamente en el programa boliviano ‘Ojo con los medios’ de Abya Yala televisión; en el siguiente link de You Tube se puede encontrar toda la información al respecto: https://youtu.be/Ej4nYJq95HI.

De acuerdo a la revista alemana GEHEIM los agentes Brian Stephen, Rosalie Lowen y Albert Daniel Hernández, se han ‘paseado’ por varios países de América promoviendo la subversión. Recomendamos a nuestros lectores acceder al siguiente link a partir del minuto 35’ 25’’: https://youtu.be/CDVjxYibcSQ

Por otro lado, otras fuentes señalan que fundaciones estadounidenses están financiando la reactivación del partido Izquierda Democrática y a Andrés Páez como contacto de esas organizaciones. De la misma manera, se menciona que las oficinas de Human Rights Fundation en Ecuador son sostenidas con recursos de las cámaras de comercio de Quito y Guayaquil. En el siguiente link se puede observar la clásica matriz de opinión que suelen difundir los medios vinculados a la subversión: https://www.youtube.com/watch?v=7B8coy-00YU

El gobierno ecuatoriano y sus organismos de seguridad tienen que investigar las denuncias y de ser cierta la información expuesta, proceder como se debe cuando se trata de actores que están ejecutando acciones subversivas y atentatorias a la seguridad del Estado.

No nos cabe la menor duda de que los organismos especiales de EE.UU. financian y alientan a todas las fuerzas de la oposición vende patria, esos organismos no pueden actuar solos, buscan todos los mecanismos para insertarse en la sociedad y de esta forma organizar la sedición. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: