Carrasco subirá Kilimanjaro a bordo de una bicicleta

- 05 de julio de 2019 - 00:00
Desde 2015 el montañista perdió la movilidad de las piernas en un accidente con cuerdas.
Foto: Álvaro Pérez / EL TELÉGRAFO

El montañista quiteño se adaptó a los senderos que encontrará en la montaña africana, practicando en el Cotopaxi. La expedición durará entre 6 y 8 días.

La ilusión de ascender a la cumbre de la montaña más alta de África, en una bicicleta impulsada por las manos, se nota en los ojos del andinista Sebastián Carrasco cuando cuenta su proyecto, que nació hace dos años impulsado por su amiga Gissela Toledo.

Montañista desde los 11 años, el quiteño se planteó ascender el Kilimanjaro (5.895 msnm) como una muestra de que las personas con discapacidad pueden lograr todo lo que se propongan. Carrasco perdió la movilidad de sus piernas en un accidente con cuerdas en 2015.

En principio la idea le pareció algo descabellada, pero luego ante la insistencia de Gissela y su pasión por el montañismo lo llevaron a seguir, y ahora se encuentra a dos meses de iniciar la expedición.

“Al inicio creía que era una cosa totalmente loca, pero probando las hand bikes en los entrenamientos vimos que era algo factible”, mencionó el andinista, quien fuera del deporte trabaja en el departamento de Responsabilidad Social de Diners Club. 

Las prácticas para analizar el desempeño de su físico y de la bicicleta las hizo en el volcán ecuatoriano Cotopaxi (5.897 msnm), porque de acuerdo con lo investigado por él y su equipo tiene condiciones de alta montaña similares a las que encontrará en el Kilimanjaro.

La familia y el montañismo han sido los puntales para que Carrasco, de 38 años, supere el duro momento de perder la movilidad de sus piernas.

Ese apego por la naturaleza y la escalada le dieron fuerzas para seguir adelante. Así como “tener a mis dos hijas (Kiara, de 7 años, y Bianca, 4) ha sido importantísimo porque les he demostrado que todo se puede hacer en esta vida”, señaló el tricolor. 

La ruta escogida para escalar es la Marangu, de 36 kilómetros y considerada una de las de menos dificultad, “aunque todo tiene su riesgo”, comentó Carrasco, quien añadió que a las personas sin discapacidad les toma entre 5 o 6 días llegar a la cumbre, mientras que él espera terminar en 6 u 8 días.

Cumplir con el proyecto cuesta alrededor de $ 50.000 porque llevará un grupo grande de asistentes. Además de dos bicicletas en caso de que una sufra cualquier daño. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: