Baño de Bronce para la patinadora María Loreto

- 11 de julio de 2019 - 00:00
Fotos: Luis Cheme / EL TELÉGRAFO

La patinadora María Loreto ganó la primera medalla para Ecuador en los World Roller Games, en Barcelona.

La deportista lojana María Loreto Arias ganó la medalla de bronce en la prueba de los 500 metros  de patinaje de velocidad (categoría junior), de los World Roller Games que se desarrollan en Barcelona, España.

El primer lugar de la prueba fue para Nerea Langa (España), mientras que el segundo puesto lo ocupó Valeria Rodríguez López (Colombia).

Esta es la primera medalla que consigue una deportista ecuatoriana en esta edición. La delegación “tricolor” llegó a Barcelona (España) con 15 representantes.

En la competencia anterior, que se realizó en Nankín (China), Ecuador se ubicó en el puesto 28 al ganar dos preseas de bronce. En estos Juegos, que terminarán el domingo, la delegación nacional ha participado en patinaje artístico y skateboarding.

Luego del certamen en Barcelona, tres de los patinadores ecuatorianos se enfocarán en los Juegos Panamericanos de Lima 2019: Loreto en velocidad; Jorge Bolaños y Gabriela Vargas en las pruebas de fondo.

Quinta en los Olímpicos
Loreto llegó a los Juegos de Barcelona como la quinta mejor patinadora de velocidad (5.000 metros) del Mundo.

En los últimos Juegos Olímpicos de la Juventud que se desarrollaron en Argentina, Loreto además de ubicarse quinta, clasificó a las semifinales de la prueba de los 500 m.

Su pasión por este deporte se inició cuando tenía cinco años. En aquel entonces acompañaba a su madre al centro educativo donde daba clases y diagonal a ese lugar había una pista donde se practicaba el patinaje.

“Vi a otros niños patinando y quedé fascinada con este deporte”.

Su participación en competencias nacionales e internacionales empezó cuando tenía 12 años. Hasta el momento ha conseguido siete títulos nacionales.

 Pero no todo ha sido éxito y felicidad en su corta carrera deportiva. Cuando tenía 10 años de edad  experimentó el peor día de su vida.

Mientras entrenaba sufrió una caída en la pista de patinaje y se rompió la clavícula, lo que la alejó de las prácticas por un mes.

En ese lapso los médicos tuvieron que inmovilizar su brazo derecho. Esta situación la obligó a aprender a comer y escribir con la mano izquierda, destreza que aún conserva.

Uno de los próximos propósitos -además de ganar un título mundial- es convertirse en médico fisioterapeuta, para seguir vinculada al deporte. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: