Avegno regresa para ser olímpica

- 01 de noviembre de 2019 - 00:00
Anggie Avegno entrena dos veces por semana en el Estero Salado. Por ahora hace recorridos cortos, pero con el paso de los días intensificará el rigor de sus prácticas en el agua.
Foto: Miguel Castro / El Telégrafo

La canoísta guayaquileña volvió a entrenar en el agua dos meses después de dar a luz a su primer hijo, mediante una cesárea. Tiene hasta mayo para ponerse en forma y participar en el torneo clasificatorio a Tokio 2020. El embarazo no fue un problema y nunca pensó en el retiro.

Anggie Avegno vuelve con fuerza y decisión al canotaje. La deportista guayaquileña, de 23 años, fue mamá hace dos meses. Dio a luz mediante cesárea, pero eso no la detuvo para regresar a los entrenamientos 15 días después del nacimiento de su primer hijo.     

Su meta es competir nuevamente en el alto nivel y clasificar a Tokio 2020, lo que se concretaría en los primeros Juegos Olímpicos de su carrera deportiva. Y no hay nada ni nadie que la detenga en su afán de conseguir esa aspiración.       

Esta semana volvió a subirse en una canoa en el Estero Salado, después de un año, aproximadamente, de alejarse de la actividad deportiva para su primera experiencia maternal.

En sus planes estaba ser mamá después de los Juegos Olímpicos, pero esta nueva faceta de su vida se le adelantó. Nunca pensó en retirarse definitivamente. “Hubo quienes dijeron que con el embarazo se terminaba mi carrera. Que no iba a volver. Pero les estoy demostrando que se equivocaron”, le contó Avegno este jueves 31 de octubre de 2019 a EL TELÉGRAFO, antes de entrenar en el Salado.

La noticia de que esperaba un bebé no la desmoralizó. Cuando se enteró, Anggie contó con el apoyo de su familia. El embarazo no fue un problema.

El Comité Olímpico Ecuatoriano decidió esperarla y la Secretaría del Deporte la mantuvo en el Plan de Alto Rendimiento, donde ocupa la categoría Avanzado y recibe $ 1.182 mensuales a cambio de dedicarse de lleno a entrenar.            

Avegno tiene por delante siete meses de preparación para el torneo clasificatorio a Tokio 2020, que se realizará en mayo del próximo año en Santiago (Chile). Pero su primera competencia oficial postparto será el campeonato nacional que se disputará en Guayaquil.

Su preparación por ahora se centra en trabajos funcionales focalizados en recuperación de la fuerza, fortalecimiento de músculos y movilidad del cuerpo.

A la par realiza un tratamiento en cámaras hiperbáricas, que consiste en respirar oxígeno puro en una cámara presurizada. Es un método no invasivo y sin dolor. En la cámara hiperbárica, la presión del aire se eleva hasta tres veces más que la presión del aire normal y, en estas condiciones, los pulmones pueden respirar más oxígeno de lo que sería posible respirando oxígeno puro a una presión de aire normal.

A este ritmo, según Oswaldo Rodríguez, su entrenador personal, en un plazo no menor a tres semanas Anggie realizará entrenamiento relacionado al deporte que practica. “Estamos fortaleciendo sus desbalances musculares. Nuestro objetivo es que ella se vaya sintiendo cómoda hasta que empiece a entrenar en el agua definitivamente”, explicó Rodríguez.     

Por ahora, el entrenamiento funcional lo combina con prácticas de dos jornadas a la semana en agua y desde el lunes serán tres. Diariamente rema entre 45 minutos y una hora.

Su última competencia fue el Campeonato Panamericano de Canotaje de Dartmouth (Canadá), donde se colgó una medalla de bronce en la  modalidad C1 – 200 metros, con un crono de 53.234 segundos. (I)

Anggie Avegno
Lugar de nacimiento: Guayaquil
Edad: 23 años
Deporte: Canotaje

Trayectoria
- En 2012 obtuvo el cuarto lugar en la Copa Mundial de Rusia.
- En 2013 fue vicecampeona mundial junior. Ganó 2 medallas de bronce en la Copa Mundo de Hungría y República Checa de 2013, y una medalla de oro en los Juegos Bolivarianos Trujillo.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: