Almachi busca bajar su marca en 42 km

12 de agosto de 2012 - 00:00

La actividad del atleta capitalino Miguel Almachi ha transcurrido de forma normal desde que logró su clasificación con marca “B” (2:15:02) a los Juegos Olímpicos de Londres, en donde hoy, a las 05:00 (hora ecuatoriana), se estrenará en la prueba de maratón.

Un campamento de entrenamiento desarrollado en Bogotá durante dos semanas, en los primeros días de julio,  junto a Franklyn Tenorio, dejó listo al maratonista ecuatoriano para emprender el último tramo de su preparación en la capital británica a donde arribó el pasado 6 de agosto.

Antes participó en dos carreras pedestres realizadas en la capital a manera de práctica.

“Corrí la prueba de un vespertino quiteño, porque era necesario comprobar cómo me encontraba técnicamente y la verdad me sentí muy bien; de ahí me he dedicado a preparar mi actuación en Londres”, expresó, días antes de su viaje.

Incrementar el volumen de trabajo con cargas más exigentes en cuanto a distancias ha sido el diseño del plan de trabajo que conjuntamente con su amigo, entrenador y ocasional adversario, Franklyn Tenorio, elaboraron  con  meses de antelación a la cita ecuménica.

“La idea es correr la maratón en un tiempo de 2 horas con 10 minutos o 2:12; y de esa forma figurar entre los 15 o 20 mejores atletas del planeta. Creo que sí se puede poner esos tiempos y para eso me he preparado”.

No es un especialista en los 42 kilómetros con 195 metros. Fueron circunstancias muy especiales las que se presentaron para que corriera tal distancia, pues en primera instancia la razón de su viaje a Santiago de Chile fue correr la media maratón el pasado 1 de abril, pero al haberse agotado los cupos, se inscribió en la prueba más larga, la cual   estuvo a punto de ganar, pues arribó a la meta dos segundos después del africano Peter Lemanyan, primer lugar en  la categoría abierta masculina.

El registro  mencionado le dio el pasaporte a Londres y su clasificación la tomó con mucha tranquilidad y humildad. No fue necesario viajar fuera del país para continuar su preparación;  lo hizo solo en Quito.

“En el país existen lugares maravillosos para entrenar, especialmente en los sitios de altura, que es donde puedo sacar el mejor provecho”,  manifestó.

Se autocalifica como la nueva generación de atletas ecuatorianos de largo aliento. Sus inicios hace 6 años estuvieron encaminados hacia las distancias de 5, 10, 15 y 21 km corridos  bajo la guía de Franklyn Tenorio, quien ha formado un grupo de atletas que interviene en las carreras pedestres.

Por motivos de orden personal  (no entró en detalles) debió alejarse de las competencias, pero no se “aguantó” las ganas de volver a correr y volvió a las pruebas callejeras luego de ocho meses desarrollando exigentes entrenamientos en horarios matutinos y vespertinos en el perímetro urbano, mientras los fines de semana  lo hacía  en los cerros y montañas de la capital.

El hecho de ser soltero y sin hijos le ha permitido cumplir con  todo lo planificado por su entrenador Franklyn, y en igual forma por Freddy Vivanco,  en el plano internacional, quienes han destacado el talento  y condiciones de su pupilo.

El pasado 17 de junio corrió la media maratón internacional de Panamá, ubicándose en segundo lugar detrás del etiope Alene Reta, ganador de la prueba con un tiempo de 1:04:26, seguido por el ecuatoriano, quien tuvo el gusto de superar al keniano Lemanyan en los últimos 4 kilómetros y dejarlo relegado a la tercera casilla.

“Uno hace todo lo que se puede para mejorar el nivel y llegar mucho más alto. No tengo ningún secreto para correr,  lo único que hago es entrenar diariamente de manera ardua, descansar y alimentarme bien con la finalidad de poder dar todo allá (en Londres). Espero que todo salga bien”.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: