El mandatario fue acusado de recibir un soborno de $ 150.000 POR PARTE de JBS

Temer sufre revés en la Cámara de Diputados

El relator parlamentario del caso ve pruebas “suficientes” para procesar y suspender al presidente de Brasil. La bancada opositora del PT discutió a gritos con los defensores del aún líder del PMDB.
11 de julio de 2017 00:00

El presidente de Brasil, Michel Temer, sufrió ayer un revés luego de que el parlamentario instructor de la denuncia por corrupción votó a favor de procesar al gobernante. En esta causa, la Cámara de Diputados decidirá en  las próximas semanas si lo aparta por seis meses del cargo.

Temer fue acusado de recibir un soborno de $ 150.000 de JBS, la mayor procesadora de carne del mundo, a través de un asesor al que la policía fotografió recibiendo una maleta con ese dinero antes de arrestarlo. La Fiscalía afirma que ese monto estaba destinado al mandatario, quien lo niega categóricamente.

Ayer, el voto del diputado relator del informe Sergio Zveiter, del gobernante Partido del Movimiento de la Democracia del Brasil (PMDB), lista que se rebeló al liderazgo de mandatario de Brasil, le puso más suspenso a la definición de la crisis política brasileña, aunque este en la cámara baja es un proceso que se puede extender por dos o tres semanas más.

“El voto a favor de continuar el proceso de la denuncia no representa riesgos al estado democrático de derecho”, dijo Zveiter y detalló que la acusación no es inepta ni fantasiosa; es una acusación grave con sólidos indicios. Su visión contradice a los argumentos de la defensa.

La votación ocurre en medio del desembarque de aliados importantes del gobierno que ya apuntan por la asunción del segundo en la línea de sucesión, Rodrigo Maia, presidente de la Cámara de Diputados y hoy colaborador de la agenda oficial de Temer en el parlamento.

Zveiter leyó su informe a favor de acoger la denuncia del fiscal general, Rodrigo Janot. Este tema será sometido a votación entre jueves y viernes en la Comisión de Constitución y Justicia, posteriormente será elevado al plenario. Para contrarrestar la acusación necesita el apoyo de dos tercios de los 513 diputados.

“Impedir la continuidad de las investigaciones ampliará aún más el abismo de la clase política con la sociedad”, sentenció Zveiter.

El gobierno cambia a aliados

El instructor indicó que el debate parlamentario podrá agregar nuevos elementos tanto de defensa como de acusación, en medio de una sesión en la cual el gobierno cambió a varios diputados de partidos aliados en la Comisión de Constitución y Justicia  para que rechacen al final de esta semana la denuncia criminal.

En la acusación, además de la conversación de Temer supuestamente avalando sobornos, se indica que el exasesor presidencial Rodrigo Rocha Loures, filmado recibiendo una valija con dinero de coimas, era una suerte de recaudador del gobernante.

Diputados opositores discutieron a gritos con los defensores del presidente. En las galerías de la cámara baja se escuchaba el grito de “Fuera Temer” por parte del público y de los legisladores opositores.

“El presidente no recibió sobornos, no hizo ningún arreglo y no cobró una sola moneda”, dijo Alberto Mariz, defensor de Temer, presente en la sesión de la comisión que cuenta con 66 diputados.

La discusión del documento comenzaría mañana. (I)

El diputado Sergio Zveiter, ponente de la comisión parlamentaria encargada de analizar las acusaciones y el abogado, Antonio Mariz, dialogan en la sesión.
Foto: AFP
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Tags:

Contenido externo patrocinado