Grupo liderado por Temer desvió casi 500 millones en 40 años, dice Fiscalía

- 21 de marzo de 2019 - 20:27
El expresidente responde actualmente a diez procesos.
Foto: Archivo / EFE

La Fiscalía brasileña asegura contar con suficientes pruebas para demostrar que el expresidente Michel Temer, arrestado el jueves 21 de marzo en el marco de un proceso por corrupción, es líder de un grupo criminal que desvió en 40 años cerca de 1.800 millones de reales (unos 473,7 millones de dólares).

"Identificamos una organización criminal que viene actuando desde hace 40 años y que opera hasta hoy, liderada por Michel Temer, que desvía recursos púbicos de entidades en las que el expresidente ha tenido influencia por los cargos que ha ejercido", afirmó Fabiana Schneider, una de las fiscales responsables por la investigación, en una rueda de prensa en Río de Janeiro.

De acuerdo con los cálculos de la fiscalía, esta organización ha recibido en sobornos y promesas de sobornos unos 1.800 millones de reales desde entonces.

La fiscal explicó que la organización nació en 1980 cuando Temer inició su carrera política como secretario de Seguridad Pública del estado de Sao Paulo y conoció al coronel de la Policía Militar Joao Baptista Lima Filho, su amigo desde entonces, quien ha actuado como "su operador financiero en los desvíos" e igualmente preso hoy.

Agregó que entonces fue creada la empresa Argeplan, en la que ambos tendrían participación pese a que inicialmente pertenecía a terceras personas y que ahora figura en nombre de Lima Filho, que se ha adjudicado desde entonces contratos públicos con diferentes entidades y que supuestamente es utilizada para los desvíos.

Según Schneider, en un registro a la sede de la empresa fue encontrada una planilla financiera que muestra que en los últimos 20 años fueron hechas promesas de pagos a una persona tan solo identificada como MT, que serían las iniciales de Michel Temer.

La fiscal agregó que fueron recogidas como pruebas diferentes documentos que muestran las actividades ilegales de Argeplan desde 1980.

De acuerdo con la fiscal, recientemente se identificó un intento de depósito de 20 millones de reales (unos 5,3 millones de dólares) en efectivo en esta empresa, que el banco no admitió y que demuestra que la "organización criminal continúa actuando hasta hoy".

Según el fiscal Rodrigo Timoteo, otro de los miembros del equipo investigador, también se recogieron pruebas para dejar suficientemente demostrado que el dinero recibido ilegalmente fue lavado en beneficio de Michel Temer y de su familia.

Timoteo explicó que diferentes documentos demuestran que Argeplan pagó cerca de 1,6 millones de reales (unos 421.000 dólares) en obras de reforma de la casa de Mariastela Temer, una de las hijas del expresidente.

Agregó que igualmente fueron descubiertos contratos ficticios con una empresa de fachada, cuyo propietario, un amigo de Lima Filho, realizó entre 2010 y 2016 transferencias por unos 17 millones de reales (unos 4,5 millones de dólares) a Argeplan.

El coordinador del equipo de investigadores de la Fiscalía, Eduardo El Hage, explicó que, pese a que la organización descubierta se involucró en corruptelas por 40 años, la detención de Temer fue solicitada específicamente porque se descubrió que el grupo se benefició de desvíos de Eletronuclear, la estatal que opera las dos plantas nucleares del país.

El Hage aseguró que en la investigación quedó probado que todos los presidentes de Eletronuclear desde 2005 fueron nombrados por recomendación de Temer y que a todos se les exigió que firmaran contratos para beneficiar Argeplan.

La investigación contra Temer surgió a partir de la decisión de la Fiscalía de investigar otros posibles contratos irregulares firmados por las empresas condenadas en el marco de la Lava Jato, la mayor operación de combate a la corrupción en la historia de Brasil.

En ese sentido, Temer (2016-2018) se convirtió en el segundo exmandatario de Brasil en ser detenido en el marco de la Lava Jato, tras Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010).

Temer, que era el vicepresidente del país desde 2011 y asumió la jefatura del Estado en 2016 luego de que el Congreso destituyera a Rousseff por irregularidades en la presentación de las cuentas públicas, responde actualmente a diez procesos. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: