Santos suspende los diálogos con el ELN

- 30 de enero de 2018 - 00:00
El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, visita a un policía herido durante los atentados en Barranquilla, en el departamento Atlántico de Colombia.
Foto: AFP

Miembros de la organización se atribuyeron ayer la autoría del ataque contra una estación de la Policía de Barranquilla que mató a cinco agentes.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, anunció ayer la suspensión del diálogo de paz con la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN), con sede en Quito.

El gobierno trata de verificar si la guerrilla del ELN está detrás de los atentados del pasado fin de semana contra la Policía que dejaron siete muertos y 48 heridos.

Este anuncio se efectuó luego de que una célula del ELN se atribuyó el domingo la autoría del ataque contra una estación de la Policía de Barranquilla que el sábado mató a cinco agentes.

El domingo se produjeron, además, otros dos atentados contra la fuerza pública en la región del Caribe, en los que fallecieron dos uniformados.

“He tomado la decisión de suspender la instalación del quinto ciclo de negociaciones que estaba previsto para los próximos días hasta que no vea coherencia por parte del ELN entre sus palabras y sus acciones”, sentenció el mandatario en un acto en la localidad La Palma, en el departamento de Cundinamarca.

La quinta fase del diálogo
A principios de 2018, la mesa de diálogos quedó en crisis con el cambio del equipo negociador y tras la no reanudación del cese el fuego bilateral que las partes habían pactado durante tres meses, que culminó el pasado 9 de enero, y la consecuente escalada terrorista de esta guerrilla contra la población civil, oleoductos y la fuerza pública.

“El quinto ciclo se instalará cuando el ELN haga compatible su conducta con la exigencia de paz del pueblo colombiano y de la comunidad internacional (...). Le he reiterado a la fuerza pública que deberá seguir cumpliendo con sus deberes constitucionales con la máxima determinación”, enfatizó el presidente.

El Jefe de Estado afirmó que no negociará bajo la llamada doctrina ‘rabin’, solo si el ELN muestra un mínimo de coherencia.

“Se combate el terrorismo con toda contundencia como si no hubiera negociación de paz, y se negocia como si no hubiese terrorismo (...) Mi paciencia y la del pueblo colombiano tienen sus límites”, agregó Santos.

Según diario El País de España, las autoridades de Barranquilla investigaron en un primer momento dos pistas relacionadas con la criminalidad organizada.

El alcalde de la ciudad, Alejandro Char, habló abiertamente de una represalia perpetrada por las mafias locales dedicadas al tráfico de drogas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: