Santos es favorito para la reelección en Colombia

19 de enero de 2014 - 00:00

A medida que pasan los días, el ambiente electoral en Colombia se calienta ante la aparición de noticias sobre los candidatos a ocupar la silla presidencial en el Palacio de Nariño en Bogotá.

De acuerdo con el cronograma de la Registraduría Nacional, encargada de organizar los comicios, solo hasta el próximo 25 de enero comenzarán oficialmente las campañas. Sin embargo, para el presidente Juan Manuel Santos, el panorama que se le abre es alentador y surge con la mayor opción para continuar en el poder.

Por lo menos así lo demuestran las encuestas, donde Santos prácticamente no tiene contendor a la vista que le haga sombra en sus aspiraciones de continuar otros cuatro años en el Gobierno.

De acuerdo con el politólogo, Gonzalo Gómez, “el actual mandatario, a pesar de que tuvo un bajón en las consultas sobre todo por temas puntuales como la inseguridad y la falta de claridad en las negociaciones con las guerrillas de las Farc, ahora está recobrando el favoritismo también precisamente por los logros que se han alcanzado en La Habana. Pero además, a Santos no le surge otro rival de peso, ya que el candidato del expresidente Álvaro Uribe, Óscar Iván Zuluaga, no tiene ni el carisma ni cuenta con los votos como para ser un opositor con fortaleza”.

En la última encuesta organizada por el Centro Nacional de Consultoría,  Santos superó la tendencia negativa que tenía por el paro agrario de octubre pasado y que afectó su imagen. Según el estudio de opinión, la imagen positiva del Jefe del Estado era del 52 por ciento.

Para los dirigentes de izquierda, entre los que se esperaba que hubiera un candidato único que aglutinara todas las vertientes, hay una división que desde luego beneficia al Presidente.

“La izquierda ha demostrado que puede llegar a la Presidencia, hay dirigentes destacados pero como ha ocurrido siempre en Colombia, cada uno va por su lado tomando posiciones sectarias que el final de cuentas terminan beneficiando a los partidos tradicionales que se han turnado el poder”, asegura el dirigente de Marcha Patriótica, Bernardo Lesmes. Este movimiento político es liderado por la exsenadora Piedad Córdoba.

Otro elemento, dice Lesmes, es que la izquierda no ha logrado capitalizar aspectos coyunturales que han surgido en los últimos meses como las marchas y desplazamientos sociales del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro.

“Es tanto el celo y rivalidad de los dirigentes de izquierda, que los movimientos y marchas de la población que han protestado contra los ataques y determinaciones del Procurador General al alcalde Petro, no los está aprovechando. Seguramente, si hoy Petro se pudiera lanzar a la presidencia, ese sería el candidato ideal para frenar a Santos, pero ya no lo puede hacer por estar en su condición de alcalde”, asegura el experto.

Para el actual candidato al senado por la Alianza Verde, Antonio Navarro Wolf, “si la izquierda no se une no podrá llegar jamás a la presidencia. Esa tercería no ha podido cuajar por defender intereses mezquinos que se anteponen a lo que de verdad quiere la gente, que es más igualdad social, menos pobreza y más oportunidades de desarrollo”.

Precisamente Navarro Wolf es uno de los políticos cercanos a Petro que podría aparecer en el escenario de las candidaturas presidenciales, pero su participación es casi descartada porque hoy aparece como el primero en la lista de candidatos a las elecciones al Senado por el partido Alianza Verde.

“Navarro Wolf representa un valor indescartable para los movimientos de izquierda y es tal vez el más representativo de los dirigentes que han tenido éxito en elecciones populares. Ya fue alcalde de Pasto y gobernador de Nariño, y en ambas ocasiones pudo administrar los recursos de forma positiva, pero si decide lanzarse a la Presidencia, tenía que renunciar a su aspiración al Senado, lo que hoy ya es imposible para el partido ya que se cerraron las inscripciones y si así fuera, el Partido perdería un puesto en su lista”, sostiene el analista Lesmes.

Otro elemento que se debe tener en cuenta es el desplome del candidato a las presidenciales del candidato del expresidente Álvaro Uribe, Óscar Iván Zuluaga.

El problema de Zuluaga es que, de acuerdo con los expertos en cifras, su candidatura no despega. Parece haberse quedado estancada.

Según César Valderrama, director general de Datexco, la intención de voto está “directamente relacionada” con el conocimiento que las personas tengan de un candidato, “y a Zuluaga solo lo conoce la mitad de la población”.

“Esta es una estrategia errada o mala porque no están llegando con comunicación a la población, no están llegando masivamente, a través de los medios, y si no llegan, no logran ese primer objetivo que es el conocimiento. Y mientras no tengan conocimiento no habrá intención de voto”, afirmó el experto.

Igual percepción tiene el presidente del Centro Nacional de Consultoría, Carlos Lemoine, quien también sostiene que la candidatura de Zuluaga “no ha despegado”.

Para el experto, “no se ve que la gente esté viendo en él una opción de poder. Esa es la sensación que se muestra en las cifras. Ahora, tiene un buen eco en su tierra y alguna intención de voto buena en Antioquia, pero, fuera de esas dos regiones, parece que a las otras no ha llegado el mensaje”.

En el escenario presidencial también ha sonado el nombre del exalcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, quien ya ganó un primer pulso en la Alianza Verde al lograr que las directivas aceptaran la posibilidad de una consulta interna para elegir aspirante a la Presidencia.

De acuerdo con el copresidente de ese partido, Antonio Sanguino, Peñalosa tiene “enormes posibilidades” para convertirse en la “alternativa presidencial” de la Alianza Verde “y pasar a segunda vuelta presidencial”. Pero otra es la opinión de los expertos, que ven en Peñalosa a un político que siembra dudas y ambivalencia.

“Es un político que no tiene fuerza, una vez está con los verdes y otras veces con el expresidente Álvaro Uribe, no tiene credibilidad”, asegura el analista Lesmes.

BUEN PANORAMA ECONÓMICO

Otro de los aspectos a favor del presidente Juan Manuel Santos es que la percepción del rumbo económico del país es positiva. Según la consulta realizada por el Centro Nacional de Consultoría, la mejor imagen de Santos también tiene que ver con la economía.

Esta nueva tendencia tiene mucho que ver con el contexto económico con el que los colombianos despidieron el 2013 y recibieron el 2014, y la reducción del desempleo, el cual, según la cifra más reciente, se situó, en noviembre, en 8,5 por ciento, siguiendo su tendencia a la baja. Además se cree que en 2013 la economía tuvo un crecimiento del 5 por ciento.

Igual comportamiento ha tenido la inflación, la cual fue de 1,94 por ciento en el 2013, la cifra más baja de los últimos 50 años en el país.

De acuerdo con Carlos Lemoine, “esa recuperación del ambiente de optimismo lo percibe la gente como que el país está bien gobernado y eso le da una buena calificación al Presidente”.

En este contexto, el Gobierno emprendió desde este fin de semana los Encuentros Regionales, los cuales buscan que los funcionarios vayan por todo el país a verificar la aplicación de los programas gubernamentales.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP