Princesa Diana habría sido víctima de complot

26 de agosto de 2013 - 00:00

La princesa Diana de Gales, fallecida en un supuesto accidente automovilístico la noche del 31 de agosto de 1997 en París, habría sido asesinada en un complot ideado cuidadosamente por los servicios secretos británicos (SAS) porque “incomodaba” al status quo  del Reino Unido.

De acuerdo a una investigación del dominical inglés Sunday Express, cuatro nuevos testigos se comunicaron con Scotland Yard para revelar que en el momento de la muerte de Diana y su pareja, el egipcio Dodi Al Fayed, fueron vistos dos vehículos sospechosos y una motocicleta.

Los automóviles, que pertenecerían a agentes del regimiento de fuerzas especiales del Ejército Británico (SAS), nunca fueron encontrados por la Policía, como tampoco la misteriosa motocicleta.

El abogado inglés Gary Hunter, uno de los testigos que se comunicó con Scotland Yard, reveló que uno de los dos vehículos -un Fiat Uno de color blanco- protegía al otro, y que ambos “partieron velozmente” del lugar del hecho. En los automóviles que se dieron a la fuga “había varias personas dentro”.

Hunter sostuvo que uno de esos autos habría chocado al Mercedes conducido por el francés Henri Paul, en el que viajaban la princesa Diana, de 36 años, y Dodi, de 42.

El periódico Sunday Express presentó los testimonios de cuatro personas. La Policía investigaLos tres murieron cuando el automóvil se estrelló contra uno de los pilares del túnel bajo el Puente del Alma. El único sobreviviente del choque fue el guardaespaldas de la pareja, el británico Trevor Rees-Jones.

Según una amplia pesquisa policial que concluyó en 2008, la muerte de la princesa Diana y Dodi se produjo porque ambos no llevaban puestos sus cinturones de seguridad, y debido a que Paul conducía en estado de ebriedad. Sin embargo, ese veredicto está ahora en duda.

Además del testimonio de Hunter, dos testigos franceses notificaron a la Policía haber visto a los otros dos vehículos, y a una motocicleta que partieron velozmente del sitio.

Jean Pascal Peyret dijo haber escuchado el ruido de dos impactos mientras manejaba por el túnel del Puente del Alma, junto con su novia Severine Banjout. “Escuché dos ruidos, uno después del otro. El primero sonó como un impacto entre autos, y el siguiente fue más fuerte y poderoso”, subrayó Banjout.

Su novia Severine agregó que vio la motocicleta partir a velocidad. “Rápidamente me di cuenta de que la moto había estado implicada  y que su conductor trataba de alejarse del lugar de la colisión”, agregó la mujer.

Tras las nuevas revelaciones, Scotland Yard confirmó que estudia nuevamente el caso, y ahora le pidió al Ejército británico “revisar” cualquier potencial evidencia que vincule a agentes de las SAS con la muerte de Diana.

Dos agentes de las SAS, con sede en el Comando de Fuerzas Terrestres en Andover, en el condado inglés de Hampshire, están ahora investigando el posible vínculo y deberán reportar ante el jefe de la Policía militar británica.

Las sospechas de una participación militar en la muerte de Diana salieron a la luz en una carta escrita por la suegra de un miembro de las SAS, conocido solo como “soldado N”, a un oficial de ese regimiento, en la que la mujer denunciaba que el soldado había amenazado con matar a su esposa e hija.

La mujer escribió también: “Él le dijo (a su esposa) que fue X quien planeó la muerte de la princesa Diana y que el asesinato fue encubierto”.

La teoría de la conspiración es apoyada por el padre de Dodi y dueño de la tienda londinense Harrods, el multimillonario Mohamed Al Fayed, quien sigue sosteniendo que a su hijo y a Diana los asesinaron agentes secretos británicos, bajo órdenes expresas del príncipe Felipe de Edimburgo, esposo de la reina Isabel II de Inglaterra.

La princesa Diana había incomodado a la casa real tras revelar públicamente una relación extramatrimonial de años entre su esposo el príncipe Carlos y Camilla Parker-Bowles, como también al exponer la frialdad y manejos internos de la familia real.

Ocho años después de la trágica muerte de Lady Di y a pesar de una fuerte negativa por parte de los británicos, Carlos y Camilla se casaron en una ceremonia en Windsor, en el oeste de Londres, a la que asistieron Isabel II y su esposo.

ANTECEDENTES

1961: Nace Diana, en el seno de la familia Spencer, una de las más aristocráticas de Gran Bretaña.
1968: Se divorcian  sus padres y Diana queda bajo la tutela de su padre, el conde de Althorp.
1977: Diana se radica en Londres. En el transcurso de una partida de caza en Althorp, conoce al príncipe Carlos.
1979: Tras una estancia en la residencia de verano de la familia real en Balmoral (Escocia), Diana y Carlos establecen una relación sentimental.
1981: Se celebra la boda entre Diana y el príncipe Carlos, que reunió a la realeza y a multitud de mandatarios europeos.
1982: Nace su primogénito, el príncipe Guillermo.
1984: Nace Enrique, su segundo hijo.
1986: Se publican las primeras noticias en la prensa amarilla británica sobre las desavenencias de la pareja real.
1992: Sale a la luz la relación de Carlos con Camilla Parker-Bowles, mientras Diana se une sentimentalmente a James Gilbey.
1994: Ruptura definitiva de la pareja.
1996: Diana acepta la propuesta de divorcio.
1996-97: La princesa de Gales se vuelca a las actividades humanitarias y emprende una campaña contra las minas antipersonas.
1997: Muere en París en un supuesto accidente de tránsito.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: