Parlamento británico rechaza el acuerdo del "brexit" de Theresa May

- 15 de enero de 2019 - 15:02
La desilusión en torno al proceso del "brexit" se ha coronado como el sentimiento predominante entre los ciudadanos británicos.
Foto: EFE

El Parlamento del Reino Unido votó este martes 15 de enero en contra del acuerdo sobre el "brexit" que alcanzó la primera ministra británica, la conservadora Theresa May, con la Unión Europea (UE). Se trata de la peor derrota para un gobierno británico desde la década de 1920.

Por 432 votos en contra y 202 a favor, la Cámara de los Comunes rechazó el pacto presentado por May, que cuenta ahora con un plazo hasta el 21 de enero para exponer un plan alternativo

El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, presentó una moción de censura contra el gobierno de May, que se votará este miércoles 16 de enero. Para superarla, la ministra necesitará los votos de al menos la mitad de la cámara.

De hacerlo, May planea abrir una ronda de reuniones con otras formaciones británicas para explorar posibles alternativas a su acuerdo que pudieran contar con el respaldo de los diputados.

"Está claro que la Cámara (de los Comunes) no apoya este acuerdo, pero el voto de esta noche no nos dice nada sobre lo que sí respalda", esgrimió poco después de la votación.

No está claro en estos momentos si realmente habrá "brexit", con o sin acuerdo, este 29 de marzo, recoge la BBC. Ese es el plazo establecido por el artículo 50 del Tratado de Lisboa y la propia legislación británica.

Salvaguarda irlandesa 

El punto del documento que causó más rechazo entre los legisladores es la salvaguarda irlandesa, por la que Irlanda del Norte (que junto a Escocia e Inglaterra conforman Reino Unido) hubiera quedado sometida a algunas normas de la UE si, después del periodo de transición, Londres y Bruselas no llegaban a firmar un acuerdo comercial.

Los conservadores más euroescépticos argumentan que esa cláusula dejará atado al Reino Unido a las estructuras comunitarias hasta que se firme el nuevo tratado comercial, lo que puede tardar años.

Pero May argumentó esta jornada que la salvaguarda es necesaria como "seguro para garantizar que no se levanta una frontera dura" en Irlanda del Norte, lo que minaría los acuerdos de paz firmados en la región en 1998.

La jefa de Gobierno se mostró además contraria a convocar unas elecciones generales anticipadas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: