Netanyahu se encamina a su quinto mandato en Israel

- 10 de abril de 2019 - 08:34
En un país que se caracteriza por sus vaivenes políticos, Netanyahu ha logrado perpetuarse en el poder de manera ininterrumpida desde 2009.
Foto: EFE

Benjamín Netanyahu, que con el 97 % de los votos escrutados gana por la mínima en las elecciones israelíes, se encamina hacia su quinto mandato como primer ministro, un récord que le llevaría en los próximos meses a superar al histórico David Ben Gurión como líder con más tiempo en el cargo.

En la que parecía una de las elecciones más difíciles que le tocó afrontar, Netanyahu y su partido, el Likud, se impusieron nuevamente, aunque "por los pelos" y sacando el mismo número de escaños que su principal contrincante, Beni Gantz.

Según los analistas, todo parece indicar que formará una coalición de derechas que le permitirá encabezar en nuevo gobierno israelí.

De hecho, "Bibi" (como se conoce a Netanyahu) ya ha llevado a cabo negociaciones con los principales partidos de derechas y religiosos.

El presidente del Parlamento y miembro del Likud, Yuli Edelstein, descartó la opción de que Netanyahu apueste por crear un amplio Ejecutivo de unidad nacional con la coalición centrista Azul y Blanco, que lidera Gantz y que con el 97% de votos escrutado queda ligeramente por detrás del Likud y con el mismo número de escaños: 35 cada una en una cámara de 120.

Los analistas dan al "bloque de derechas" que podría liderar el Likud un total de 65 escaños, frente a los 55 que tendrían los partidos de centro, izquierda y árabes.

Líderes de varios partidos ya han expresado su voluntad de recomendar a Netanyahu al presidente israelí, Reuvén Rivlin, para que le encargue la formación de gobierno.

Entre otros, Netanyahu ha hablado ya con los líderes de los ultraortodoxos Shas y Judaísmo Unido Por la Torá, que con ocho escaños cada uno tendrán un peso más fuerte en la nueva coalición que en la actual.

El ultraderechista Israel Nuestro Hogar, del exministro de Defensa Avigdor Lieberman y con cinco escaños, no ha comprometido públicamente su apoyo al primer ministro, pero si ha indicado que no pactará con Gantz.

La Unión de Partidos de Derecha, con otros cinco escaños y liderada por Rafi Peretz, declaró que su formación exigirá los ministerios de Educación y Justicia, carteras que hasta ahora tenían los dirigentes Naftali Benet y Ayelet Shaked, cuyo nuevo partido, la Nueva Derecha, no ha obtenido representación.

El otro grupo que podría unirse a la coalición es Kulanu, del ministro de Finanzas Moshe Khalon, que previsiblemente obtendrá cuatro diputados y que ya ha mostrado su disposición a formar parte del nuevo Ejecutivo.

En un país que se caracteriza por sus vaivenes políticos, Netanyahu ha logrado perpetuarse en el poder de manera ininterrumpida desde 2009, sumado a los tres años en que había servido ya como primer ministro entre 1996 y 1999. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: