Movimiento civil pide tregua

18 de enero de 2012 00:00

Un movimiento civil que media en la liberación de secuestrados en el país colombiano demandó ayer  una tregua de al menos tres meses al gobierno y a   las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia  (FARC)  y al Ejército de Liberación Nacional (ELN)  como marco para el eventual inicio de conversaciones de paz.

El movimiento Colombianos y Colombianas por la Paz (CCP), liderado por la ex senadora liberal Piedad Córdoba, dirigió tres cartas públicas al presidente Juan Manuel Santos y a los líderes de las FARC y el ELN, en las que pidió que emprendan una tregua bilateral o cese el fuego, de la mayor extensión temporal posible, al menos por noventa (90) días.

“Será así el marco adecuado para dar inicio a aproximaciones orientadas a diálogos y acuerdos humanitarios” , consideró la organización colombiana.

Esta demanda llega en medio de la anunciada entrega de seis policías y militares colombianos, secuestrados por las FARC desde hace más de 12 años, y del interés expresado por el líder de la guerrilla, Timoleón Jiménez “Timochenko”, por establecer un diálogo con el gobierno.

El presidente Santos ha descartado estos contactos hasta que no constate pruebas de buena voluntad de los rebeldes, como  la liberación de todos los secuestrados, la entrega de los menores de edad que tiene en sus filas y el cese de las “acciones terroristas”.

Contenido externo patrocinado