Ecuador, 26 de Septiembre de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí serán sus principales aliados

Militares retornan al poder en Egipto (GALERÍA)

Los egipcios celebraron la victoria de Abdel Fatah al Sisi, exjefe del Ejército, en la Plaza Tahrir. Foto: EFE
Los egipcios celebraron la victoria de Abdel Fatah al Sisi, exjefe del Ejército, en la Plaza Tahrir. Foto: EFE
06 de junio de 2014 - 00:00 - Por Pilar Cebrián, especial para EL TELÉGRAFO

Tres años después de la revolución egipcia, la Plaza Tahrir, símbolo mundial de las revueltas árabes del año 2011, representa el punto y final de una época de ilusión. Los gritos de “pan, libertad y justicia social” que inundaban la plaza de la liberación, esta semana fueron sustituidos por una masa de gente que celebró la victoria de Abdel Fatah al Sisi, el ganador definitivo de las elecciones presidenciales en Egipto, y la vuelta de los militares al poder.

El Comité Electoral anunció el martes los datos definitivos, el general ganó con más del 96% de los votos frente a su único rival, el candidato de izquierdas Hamdín Sabahi. Tras anunciar su victoria, la plaza se llenó de hombres y mujeres que festejaron la llegada del nuevo presidente, “el hombre fuerte que luchará contra los Hermanos Musulmanes, partido del derrocado presidente Mohamed Morsi, y devolverá a Egipto la estabilidad económica”, dice un hombre que se dirige hacia Tahrir.

En su primer discurso como presidente, el martes por la noche, Abdel Fatah al Sisi recordó que “es tiempo de trabajar” para reconstruir la economía del país. Este es el objetivo principal de gran parte de los egipcios que lo apoyan, junto con la abolición de los Hermanos Musulmanes de la escena política.

El general, que acudió a las elecciones sin ningún tipo de programa electoral, se apresuró a abandonar su puesto como jefe de las Fuerzas Armadas justo antes de anunciar su candidatura a la campaña presidencial.

Todos recuerdan sus palabras cuando acababa de derrocar a  Morsi tras el golpe, “nunca se presentaría como candidato a presidente”. Sus movimientos políticos siempre han ido dirigidos a reprimir a los Hermanos Musulmanes y a la disidencia política de izquierdas. La ley contra las protestas, aprobada en noviembre de 2013, ha encerrado en prisión a los líderes revolucionarios, como Ahmed Maher, Mahienour El-Masry, Mohamed Adel o Ahmed Douma.

Giro hacia el este

Se prevé que en su gobierno las relaciones internacionales estén marcadas por un fuerte vínculo con las potencias del golfo, especialmente con los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí. Tras el violento desalojo de Raba Adawiya, donde murieron cerca de 1.000 personas, la administración estadounidense retiró la ayuda militar de $ 1,3 mil millones anuales en un supuesto castigo a la utilización de la violencia.

Lejos de cambiar su estrategia, el Gobierno interino egipcio acercó posiciones con Rusia, de quien comenzó a recibir ayuda militar. Como consecuencia, Estados Unidos rectificó y en los próximos meses restableció su apoyo a El Cairo. Procedió al envío de 10 helicópteros apache y $ 650 millones.

Entre los grandes retos a los que se enfrenta el nuevo presidente, el más destacado es resolver la crisis económica, en un país donde el 40% de la población vive en una situación de extrema pobreza, con menos de $ 2 al día. La restauración económica se enfrentará al duro reto de los subsidios (gasolina, gas o pan), a los que la economía del país dedica, solo en los energéticos, un cuarto del presupuesto nacional.

Además, Al Sisi se enfrentará a una sociedad polarizada, en un régimen militar y policial que recuerda a los años del expresidente Hosni Mubarak, quien durante la revuelta árabe dimitió y entregó el poder a los militares tras gobernar el país por más de 30 años.

Todavía hay grupos que mantienen reuniones, pequeñas protestas y campañas en internet, porque las luces de la revolución de 2011 aún no se han apagado.

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media